16 de Mayo de 2021 – ¿Decidido?

16:37. Tarde de intentar encontrar paz, estoy muy revuelto.

Llevo unos 20 días sin pasar por aquí, comenzaré por las niñas.

Finalmente la situación Covid en el aula de Alba se resolvió sin mayores incidencias. Durante esa semana Aroha nos visitó el martes por la tarde, el miércoles le apareció un pequeño herpes a Alba bajo el labio y ante la sospecha de una bajada de defensas por poder encontrarse desarrollando el virus, pese a la PCR negativa, Ágara y yo decidimos que lo mejor era que Aroha no viniese a pasar la tarde del jueves.

Tanto ella como Aroha pasaron varias veces por casa de forma fugaz para vernos “de lejos”. Me resultaron “curiosas” las videoconferencias de cada día. Un rato Alba hablaba con su madre y luego Aroha conmigo o viceversa.

Con Alba en casa todo muy bien, realizamos muchas de las actividades que ya hiciéramos durante el confinamiento general y durante el positivo de su tía. Es cierto que el domingo estuvimos un poco más distantes, dentro que de es un niña de 6 años. Aún así creo que el balance para ambos fue muy positivo. También respecto a las hermanas y pasar este periodo separadas.

Lo comentaba con Ámbar, tenía la sensación de que algunas tardes las tareas de Aroha nos absorbían y Alba quedaba un poco desplazada. Esta semana hemos aprovechado sólo nosotros.

Ese domingo de “distanciamiento” fue cuando le realizaron la segunda PCR, en esa ocasión por la boca. La primera fue por la nariz y le resultó muy molesta. Al día siguiente recibimos el alta aunque debía continuar confinada hasta el día siguiente y en observación 4 días más por si presentase síntomas.

Esa semana les correspondía a las niñas estar conmigo pero Ágara y yo lo organizamos de forma diferente. El lunes ella recogió a Alba después de recoger a Aroha en el cole. Pasaron la tarde y noche con su madre, llevándolas ella al cole al día siguiente. En mi caso prefería que Alba se reencontrase con su madre, evidentemente ambas se echaban de menos. También entre las hermanas por lo que lo más conveniente creo que fue hacerlo así ese día, de esta forma Alba finalizó el confinamiento con su madre. También pasaron con ella las tardes del miércoles y viernes. Alba volvió a dormir con Ágara el miércoles mientras que Aroha, ese día, lo hizo conmigo. Semana un poco diferente pero creo que de la mejor forma para todos.

Recibimos el resultado del TAC de Aroha. Será necesario realizar una resonancia magnética para obtener más detalles y poder decidir la mejor forma de procede. Este asunto comienza a preocuparme.

Tras el confinamiento me incorporé al trabajo y aproveché esas tardes del miércoles y viernes para pasar un ratito con Ámbar en casa. El sábado subimos a la casa de campo y de improviso se organizó una noche de chicas; mi hermana, la hija de una muy buena amiga de la familia y las mías. Noche de chicas por lo que papá sobraba. Ámbar se pudo organizar con su hija y también compartimos noche en casa.

Mi relación con ella, como tal, ha continuado sin variaciones durante este tiempo. Es cierto que ha ocurrido un cambio, Ámbar ha recibido el diagnostico de una enfermedad grave pero con un pronóstico muy bueno. Ha tenido que asumir una serie de decisiones importantes al respecto de la forma de afrontar los diferentes tratamientos que le han propuesto. Creo que ha sido y es muy valiente. Tiene miedo pero va con todo. Espero que, con la celeridad que va todo, en menos de 15 días puede pasar por quirófano. No quiero contar más sobre esto, es su vida y no la mía.

Por mi parte reconozco que inicialmente, aún sin diagnóstico ni pronóstico, dudé si quería verme envuelto en toda esta situación. Mi vinculación emocional no es profunda y sinceramente no sabía como actuar. Finalmente me dije que ya veríamos como evolucionaban las cosas, ahora es mi presente y nada ha variado. Todo esto se ha producido en un corto periodo de tiempo. Durante el mismo me he convertido en una especie de puerto en el que ella puede evadirse escapando de esa realidad.

Esto último no me incomoda pero sí me preocupa que su vinculación emocional pueda ir a más. Sí, lo sé, me lo repito a mi mismo: “no soy responsable de los sentimientos de nadie”.

En esta última semana, en la que no he tenido a las niñas, nos hemos visto en dos ocasiones. Tan agradables y con la complicidad, ternura y piel que siempre compartimos. Sin embargo no me voy a engañar, no es con ella. No puede serlo cuando al entrar al barrio estoy más pendiente por si veo a Asunta que de ella. Esto no es justo para Ámbar y no lo es para mi.

¿Decidido? Creo que sí, le voy a poner fin a lo que tengo con Ámbar. La realidad es que me siento fatal, justo en este momento con todo lo que ella tiene encima.. me parece un gran putada pero ¿Qué otra cosa puedo hacer? Engañarla manteniéndome a su lado no me parece opción.

La puntilla a todo esto la ha puesto Asunta. El viernes por la noche hablamos durante un rato y se me hicieron súper evidentes las dudas que tengo y que donde estoy no es el lugar en que quiero estar.

—[…] Tenemos una conversación pendiente que comenzamos a principio del mes pasado.—me refería a la que tuvimos la madrugada de mi cumpleaños.

—“Dory” se ha olvidado, refréscame la memoria.

—Pues intentaste decirme que te pasaba conmigo pero no pudiste…—le respondí.

—Pero ¿necesitas saberlo o ya no?

—Muy buena pregunta 🤔 🤔 🤔.—me hizo pensar.—Hay muchas cosas que me gustaría saber y puede que esa no sea de las más importantes. De todas formas y si te soy sincero… por aquí no. Si se da que sea cara a cara esa conversación.

—Aprovecha que estas de suerte, además muy cerca, a 40 pasos.—parecía abierta a responder.

—En ocasiones esos 40 pasos han sido una distancia muy larga.—le dije.

Fin del tomo 7.

 

Continúo en el Tomo 8.

—Putas ocasiones esas… no sabes cuanto me arrepiento.

Me sorprendió mucho su respuesta. Continuamos con otra conversación que manteníamos en de forma paralela. Rato después ella retomó esta.

—Contigo he tenido otro problemilla.—comenzó.

🤷‍♂️ 🤷‍♂️ 🤷‍♂️ que sólo conoces tú.—fue mi respuesta.

—Yo creo que es desde el momento en que nos conocimos. Me refiero a hace años: papá de Aroha (Alba no había nacido), pareja de Ágara,…—me estaba desconcertando por momentos.

¿Qué problema tienes? Has vuelto a sacar el tema tú.—le pregunté.

El papá de Aroha me encanta 🤦‍♀️. No sé porque lo he vuelto a sacar, bueno da igual.

Le di las gracias, era la primera vez que lo expresaba. No sé si esperaba que yo le dijese algo similar. Mi momento a este respecto se había producido casi un año atrás y en este momento, de hacerlo, para mi habría sido engañar a Ámbar. La conversación continúo y creo que en otra situación podríamos haber terminado juntos esa noche. Además la conversación que manteníamos de forma paralela era en nuestra tónica, lejos del sexting pero subida de tono.

Ella se despidió esa noche con el siguiente mensaje:

—Bueno… siento haberte dado la noche. Sé que no debo… pero no sé que me pasa contigo. Buenas noches 😘 😘 😘 😘 😘

 

—No me has obligado a estar aquí Asunta. 😘 😘 😘

De esa forma terminamos esa noche y salvo un par de comentarios a unas fotos con las niñas que publiqué en mis estados no hemos vuelto a hablar.

Ayer sábado me levanté con las ideas muy claras sobre lo que tenía que hacer con mi relación con Ámbar. Existía la posibilidad de comer con Alegría, que habría sido genial en ese momento, pero no se dio. Subí con mis hermanos a la casa de campo, teníamos una pequeña celebración con unos amigos de Alicia, bueno en realidad todos nos conocemos hace tiempo. Cuando digo todos me refiero a este grupo reducido, 7 personas contándonos a nosotros 3.

Durante la tarde y antes de que llegarán los invitados se los dije a mis hermanos, “Creo que hasta aquí”, también les conté parte de lo hablado con Asunta, ellos ya conocen parte de “nuestra historia”, todas mi dudas con Ámbar, aun siendo la relación más sana que mantenido hasta la fecha.

—El que no arriesga no gana. Puedes ganar o perder. —fue la respuesta de mi hermana.

También tuve un rato para hablarlo con Alegría mediante mensajes. Ella veía muy correcta mi forma de actuar con Ámbar. Respecto a Asunta me indicó que tuviese cuidado, por supuesto tenía que probarlo pero, por lo que conocía de Asunta, a través de mi, me avisó que vigilase los perfiles narcisistas y sobre todo con darlo todo desde un comienzo sin estar seguro de la respuesta real de ella. En definitiva, “ojo con montar castillos.” Bueno sus palabras textuales fueron un “a ver si te sale un palacio o un edificio de usos múltiples”. Me hizo mucha gracia su referencia arquitectónica.

Muchas gracias Alegría por estar en mi vida.

La pequeña celebración con estos amigos fue muy, muy, muy divertida. Todos pasamos la noche en la casa y nos despedimos esta mañana después del desayuno. Nosotros nos quedamos hasta después del almuerzo que compartimos con mis padres.

Hoy he estado muy revuelto. No me gusta joder a nadie, mucho menos a Ámbar. Creo que le voy a hacer daño y evidentemente no me agrada. También me invade el pensamiento de lo bien que se llevan nuestras hijas, incluso ellas tenían planes para quedar en casa la próxima semana. Pienso en lo que se pueda expresar por la gente del barrio, que a mi me importa una mierda pero sé que a ella no tanto, su familia, que no me conoce pero sí me conoce…..

Me veo como con Akela, en cierta forma la historia se repetía….

A Alegría le comenté que me gustaría tener su frialdad a la hora de enfrentar este tipo de situaciones. La palabra frialdad fue una mala elección, se trata de seguridad, claridad en lo que se va a hacer.

Ella me lo explicó de la siguiente forma. “Se trata de cariño hacia uno mismo, colocar tu vida por encima de la del otro, amor hacia uno mismo. La forma de transmitirlo intento que sea directa y neutra. Creo que esa es la forma de causar el mínimo daño.”

Ámbar ha disfrutado este fin de semana de unos días de desconexión en un hotel del sur de la isla, regalo de su cumple. La han acompañado su hija y hermanos. No hemos hablado mucho pero algunos de sus mensajes me han dolido ya que me demuestra mucho cariño y yo le voy a hacer daño.

Pensé en intentar hablar con ella cara a cara para va ser muy complicado. Lo intentaré pero creo que terminaremos hablándolo por whatssap. No puedo “seguirle la corriente” hasta que la vea y si le digo que tenemos que hablar ya será para continuar la conversación. Ya veremos como se produce.

No lo comenté antes, su cumpleaños fue a comienzo de mes, el día en el que le dieron el diagnóstico, esperado pero no por eso menos doloroso. Yo la había visto justo la tarde anterior le tenía un detalle. Se trataba del libro que me estoy leyendo, “El sutil arte de que (casi) todo te importe una mierda”, Mark Manson. Le escribí la siguiente dedicatoria:

«No controlamos nada de lo que nos ocurre en nuestras vidas pero sí podemos elegir la forma en la que permitimos que nos afecte y decidir la manera en la que queremos afrontarlo. Feliz cumpleaños.


Con mucho cariño [Mi Nombre] 05/05/21″

Curiosamente el cumpleaños de Asunta es la próxima semana, también cumplirá 34 años.

Lo dejo por aquí, en un ratito voy a por las niñas. Las quiero viditas mías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad