26 de Abril de 2021

12:27. Me correspondía iniciar semana sin las niñas pero, como siempre, la realidad me deparaba otro escenario en mi vida.

Estoy en casa con Alba. El sábado me llegó aviso de un positivo Covid en su aula y ayer me notificaron oficialmente que pasaba a estar confinada. Como se encontraba conmigo automáticamente también yo he pasado a confinamiento al no poder dejarla sola. Aroha se marchó ayer con su madre y está haciendo vida normal.

Ya le han realizado la primera PCR a la niña y si todo va bien haremos el confinamiento, segunda PCR (ahora son dos) y alta. Si el resultado de esta primera PCR fuese positivo Aroha, el resto de mi familia y yo pasaríamos a confinamiento y a la espera de PCR. Por el momento esperar.

Estas semanas atrás han sido muy buenos. La última, que pasé con las niñas, tal vez un poco monótona. Tuvimos revisión de la fractura de Aroha, inicialmente 2 visitas al centro hospitalario. Un esguince en el cole y una prueba extra solicitada por el traumatólogo nos obligó a regresar en dos ocasiones más. La niña está bien pero ambos hemos tenido la sensación de pasar más tiempo en el hospital que en casa.

En el futuro que tenía previsto debería estar ahora mismo con Ámbar, habíamos hablado de vernos 3 o 4 veces estas semana. Nuestro presente es estar confinados ya que su hija también está en el aula de Alba.

En este momento Alba está pintando con acuarelas, ya ha terminado las tareas marcadas por su tutora, y yo me he permitido regresar a estas páginas. Cada uno concentrado en su actividad.

La realidad es que mi vida casi fluye, no tengo mucho que contar. He visto a Alegría en dos ocasiones: la primera en su casa, a los pocos días de que contactara conmigo. La segunda fue una semana después, fuímos a esa pequeña playa en la que conocí a su compañera de piso. Divertido, apasionante conversar con ella, con mi igual. Aprovechamos para continuar poniéndonos al día y terminamos profundizando en nuestra personalidad. Como siempre encontramos respuestas desde otra perspectiva. Muchas gracias Alegría por volver a coincidir en mi camino.

En esta continuación hay cosas diferentes, ambos estamos mucho más calmados. Ella tiene un objetivo claro en su vida, quiere ser madre y está en el proceso. Eso le ha dado un punto en el que focalizarse lo que le ha ha permitido relativilizar mucho otros aspectos de su vida. Su situación laboral también ha mejorado y creo que le produce más satisfacción que su actividad anterior. Según ella yo he crecido mucho en este tiempo, aun mantengo rabia respecto a Ágara pero en menor cantidad. En nuestra puesta al día me felicitó por mi relación con Ámbar y por mi forma de afrontar la situación con Asunta, este último asunto continúa sin cambios. Nuestra comunicación, antes diaria, no es tan constante como en el pasado, creo que no lo necesitamos.

Asunta y yo coincidimos con nuestras hijas en la calle del barrio hace varios días. Hablamos un buen rato cara a cara o, más bien, mascarilla a mascarilla. Charla de amigos en la que le explicaba todo lo acontecido con las citas médicas de Aroha y ella la mejoría en su estado de salud. No lo negaré, tenemos mucha complicidad, nuestro lenguaje corporal manifieste ese magnetismo que ambos hemos reconocido. Incluso al llegar a casa Aroha, sin venir a cuenta, me preguntó si había estado alguna vez en casa de Asunta. Me hizo gracia y no le mentí, sí que he estado pero antes de que Asunta viviese en ella. No sé si la niña pudo percibir algo durante esa charla ya que estaba jugando en la zona.

Me acaban de notificar el resultado negativo de la PCR de Alba. Continúo después que comienzo con el almuerzo.

Cuando digo que la situación con Asunta continúa con cambios me refiero a lo siguiente: me atrae, siento curiosidad, creo que más tarde o más temprano terminaremos como mínimo entre las sábanas. Esto se da por momentos, en otros creo saber que no es para mi, que no tiene nada especial y que simplemente alimento una idealización que no es real.

Por otro lado no es sólo Asunta, me siento atraído por otras mujeres. Más concretamente por la madre de una compañera de Aroha, también separada. ¡¡Madre mía el juego que da la puerta del cole!!.

¿Qué me indica todo esto? Pues que claramente con Ámbar tengo lo que tengo. No me entiendan mal, me gusta lo que tengo con ella, no estoy por terminarlo. Yo no me relaciono con nadie más como con ella, ella tampoco. Es parte de lo que acordamos en un inicio. Realmente es la persona de mi presente, nos tenemos en cuenta a diario, confío en ella y la creo cuando me ha dicho que le cuesta enamorarse. Me produce mucha tranquilidad saber que si se terminase lo enfrentaría como yo, sin pasarlo mal.

Nuestra relación es principalmente sexual y en segundo plano de acompañamiento. Ahora mismo he compartido con ella algunos vídeos de algunas “prácticas” que creo le gustarían. También he realizado alguna compra en establecimientos especializados que añadir a nuestros juegos. Como he dicho, relación principalmente sexual.

Está en mi presente pero no tengo claro si la veo en mi futuro. Un comentario suyo, sumado a otros anteriores me produce, como ya he manifestado, tranquilidad al percibir que lo vive como yo.

“… tenemos algo, nos acostamos… Llámalo como quieras…”

Esta frase vino a raíz de una incomodidad que está sintiendo. Parece que Ágara quiere ser su amiga, hace varias semanas la abordó a la salida del cole para intentar quedar con las niñas. Curiosamente ese día Ámbar llegaba al cole directamente desde mi casa y habíamos hecho mucho más que hablar. Hoy de nuevo le ha hecho un ofrecimiento. Como he dicho, a Ámbar le incomoda la situación.

Yo soy una cuchara, ni pincho, ni corto. Realmente no me molesta, son sus relaciones no las mías y confío en ella. Le indiqué mi suposición “imagino que quiere que Alba esté en un entorno covid seguro y en este caso las dos niñas están relacionadas indirectamente por nosotros. Ágara no es tonta y las niñas llevan y traen”. También le he dicho que si Ágara no recibía feedback no creía que insistiera mucho más, lo contrario sí sería extraño.

En fin, es cosa de ellas, no es asunto mío con quien quieran quedar cada una de ellas.

Lo dejo aquí, estoy con otras conversaciones y no me puedo concentrar. Buenas noches mis amores. Descansa muy bien Aroha. En un ratio subo a arroparte de nuevo Alba. Las quiero viditas mías.

P.D.: Creo que esta separación de las niñas les va a sentar genial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad