12 de Abril de 2021 – ¡¡¡Purpurina!!!

11:55. Como de costumbre he tardado en regresar por aquí. ¿Cambios? No muchos. ¿Novedades? Un montón.

Todo lo ocurrido con Asunta me tuvo varios días dándole vueltas a la cabeza. Por suerte fue mi hermano quien me dio la clave. También hablé con Arantza pero prefirió no pronunciarse al respecto, Asher sí lo hizo. Fue claro, sin rodeos.

—A ver, si Asunta aparece y desaparece y con “la Mary” estás más estable. Yo no me complicaba, que le den a Asunta y continúa estable como estás. Para que luego desaparezca otra vez y te deje con el percal… No merece la pena, ya tuvo su oportunidad.

Simple y claro ¿Verdad?. Para mi no es tan fácil. Me hizo dudar de lo que tenía con Ámbar y no era justo que estuviese con ella solo “por estar y tener donde meterla”. Esta fue parte de mi respuesta a mi hermano.

La realidad es que al día siguiente mi mente estaba mucho más clara. No lo negaré, me gusta Asunta, tanto que he llegado a preguntarme si no me habría enamorado de ella en el pasado. Sí, me gusta, pero también me gusta Ámbar. Cada vez tenemos más confianza y cada vez estoy más cómodo con ella. En definitiva, si tengo que coincidir con Asunta lo haré, o no, en el futuro. En mi presente sólo es una buena amiga.

He mantenido alguna conversación un poco traviesa con ella pero, cosa que me ha alegrado/sorprendido, me empiezan a incomodar. Mi subjetiva impresión es que ella está, respecto a mi, en un punto similar al que pasé yo con ella hace casi un año. Hemos invertido los papeles, eso sí, yo no estoy intentando salir de una relación tóxica. Estoy muy bien en mi situación actual.

En dicha situación personal / sentimental no hay cambios pero desde luego esta “resolución” y la tranquilidad obtenido me parecen una novedad.

Ayer contactó conmigo una chica con la hablaba hace casi medio año. Perdió a su padre y despareció sin decir adiós. La verdad es que en aquel momento había empatizado mucho con ella. Me sorprendió mucho, hacia tiempo que no me acordaba de ella. Hemos hablado un ratito, al parecer llevaba varios días pensando en hablar conmigo y no sabía como. Según me ha dicho actualmente está muy bien:

—¿Cómo te encuentras tú? Sinceramente, un bien dice poco.—Le pregunté después de haber hablado un poco.

—De verdad que muy bien. ¿Y tú?.

—Me alegro mucho por ti 🙂 🙂. ¿Te has encontrado mi contacto por casualidad? Yo también estoy en un momento muy buen momento de mi vida. Muy estable.

—No, llevo días queriendo escribirte y no sabía como hacerlo. No sé, quería saber de ti. ¿Con amor incluido?

—Muchas gracias por preocuparte y sí, estoy en una relación.—le respondí.

—Qué bueno!! Me alegro. Bueno, no quiero molestar.

—Gracias 🙂 🙂. No molestas pero me ha sorprendido. Cortaste la comunicación y en el momento en el que tú estabas tampoco yo quería molestar. Hacía tiempo que no me acordaba de ti.

—No pasa nada. Yo también estoy en una relación y súper bien.

—Me alegro mucho por ti.—le respondí.

Hablamos un poco más, salía con mis hijas y no podía dedicarle más tiempo pero le dije que no cortase la comunicación de nuevo. Ella me dijo lo mismo. Lo dicho, empaticé mucho con ella, me alegra saber de ella y sobre todo que está bien.

La semana con las niñas ha sido especialmente buena. Los días lectivos entretenidos con tareas, trabajos, clases online y aprovechando las tardes que pasaban con su madre para la limpieza de la casa y alguna cosa más que luego describiré.

El fin de semana en familia el sábado y ayer sólo para nosotros. Salimos a comer fuera y luego tarde de playa. La verdad es que hemos hablado mucho y nos hemos reído más. La conversación más importante y divertida se nos día en la sobremesa del domingo. Comenzamos a hablar del “novio” de Alba, su novio con 6 años, y terminamos hablando de la “vida sentimental” de Aroha. Publiqué el siguiente estado en Whatssap:

Aquí estamos en la sobremesa….

 

Donde mi hija de 10 años me habla sobre el chico que no le da bola y la de 6 sobre su relación ‘tóxica’ con su novio, que ha dejado y reanudado varias veces en lo que va de curso.

 

Lo normal de un domingo a esta hora 😬 😬 😬

No entraré en más detalles sobre lo hablado con ellas pero estoy orgulloso y agradecido por haber tenido esa charla. Así se lo he dicho a Aroha:

—Gracias por tener la confianza para contármelo mi amor. ¿Qué te dice mamá al respecto?.

Bueno, es que ella no lo sabe, en realidad sólo te lo he contado a ti.

—….. Pues gracias de nuevo mi vida.

¿Sorprendido? Ya no.

Estando en la playa la niña me consultaba sobre como instalar Skype, al parecer es el sistema de comunicación que están utilizando sus compañeros de clase. Se iban esa tarde por lo que le dije que se lo comentara a su madre ya que sería el lugar donde lo instalaría inicialmente.

—Pero mamá dice que te preguntemos a ti.— respondió Aroha.—Ella no tiene ni idea.

—Bueno cariño pero por allí está [Nombre del marido de su tía] o [Nombre de la pareja de Ágara], seguro que alguno sabe.—No es que que no se lo quisiera explicar, prefería que estuviese bajo la supervisión de un adulto para eso.

—Papá [Nombre de su tío politico] estará en su casa y [Nombre de la pareja de Ágara] ya no duerme allí entre semana. —fue la respuesta de la niña.

—¿Y cómo es eso? Que raro, si anoche te escuché hablando con ellos cuando salía de la ducha.—les pregunté.

—Las cosas cambia papá.—respondió Alba en esa ocasión.

No lo pude evitar, me desternille de la risa ante ese ataque de madurez de mi niña de 6 años.

—¿De dónde has sacado esa respuesta mi amor?—le pregunté entre risas y suponiendo que habría sido cosa de su madre.

—No sé, lo he escuchado en la tele….

En fin, nos hemos reído mucho. Le he explicado a Aroha como instalarlo pero esperará a volver a estar conmigo para crear la cuenta, etc,.. además de que tiene que hacerse con las cuentas de sus amigos.

Sobre la relación de Ágara, ese no es mi problema.

La mayor novedad llegó el miércoles 8 sobre las 10 de la noche.

—Buenas noches…. Sorpresa!!! He vuelto!!! 😎 😎 😎 😎 ¿Cómo estás?? he visto la foto de las niñas y me he quedado 😨 😨 😨 😨. Están enormes.

—Contento de leerte 👏 👏 👏.

Pues sí, sorpresa. En el momento menos esperado Alegría ha regresado a mi vida. Hablamos durante varias horas, comenzando a ponernos al día y esa misma noche concretamos para vernos el viernes por la tarde.

Ella tenía prevista una comida con su compañera de pisa y un amigo. Allí me presenté al salir del trabajo y estuve unas dos horas . Creo que ambos queríamos comprobar cara a cara si manteníamos la conexión. He de decir que sí, sin duda. Hemos continuado justo donde lo dejamos en nuestro último día de playa.

Ya conocemos lo básico de lo ocurrido durante este casi año. Lo más importante para mi es su decisión de ser madre soltera. Volveremos a vernos el próximo fin de semana, hemos planeado un día de playa y nudismo.

Estoy súper contento y agradecido porque haya regresado.

Esa misma noche del miércoles también hablaba con Ámbar y se lo dije:

—¿Sabes quién acaba de regresar a mi vida?

—No, ¿Quién? Qué curiosidad!!!

—Mi amiga, la chica con la que tenía esa conexión. Estoy contento, ha sido una gran sorpresa.

—Pues si te hace feliz, me alegro muchísimo de la que tengas en tu vida de nuevo 🙂

—Sí, la había echado mucho de menos.

—Qué bueno!. Me alegro mucho por ti 🙂—insistió ella.

—Gracias. ¿Algo que quieras saber?—Le había hablado a Ámbar de Alegría, de nuestra conexión, de lo mucho que había aprendido y crecido con ella. De repente pensé que se podría sentir amenazada y no quería que eso fuese así.

—No en especial—me respondió—Yo confío en ti. Entiendo que es una amiga con la que conectas y ha vuelto a tu vida, estás contento por ello, la has echado de menos y en los sentimientos no se manda. También sé que si tienes esa gran conexión con ella y surge algo entre ustedes puede que lo nuestro termine. Soy consciente de ello. Pero tampoco querría estar al lado de alguien que a su vez desearía estar al lado de otra persona. No sé si me explico.

—No, te estás equivocando y por eso te hice la pregunta anterior. Nos separamos porque ella comenzó a verme de forma sentimental y yo no. Acordamos que lo mejor era dejar de vernos y ya coindiríamos más adelante. De eso hará un año en agosto-septiembre. Yo no siento nada sentimental por ella.

Intercambiamos algunos mensajes más al respecto en los que le hice alguna aclaración más aunque ella no las solicitara. No quería generarle inseguridades pero evidentemente no voy a sacar a Alegría de mi vida.

Te agradezco que me lo cuentes. A ver, me chocó un poco cuando me lo has dicho, básicamente por eso, porque sí que me surgen algunas inseguridades. Pero bueno, tampoco soy nadie para molestarte con algo que tú decides en tu vida. Son tus amigas, incluso la conoces de antes que a mi.

—A ver, por supuesto decido yo, pero quiero que estés igual de segura y cómoda. Por eso te lo estoy contando. Sé que no tenías todos estos detalles y te los quería dar para evitarte alguna inseguridad. Espero habértelas eliminado. Si necesitas conocer algo más pregunta.

—Gracias por contármelo. Lo haré, si necesito saber algo más te lo diré.

Por cosas como esta considero mi relación con Akela y la que actualmente tengo con Ámbar las más sanas que he mantenido hasta la fecha. Cosa de dos por supuesto.

Bueno ¿Cómo lo ven? Yo estoy muy contento, feliz. Ojalá dure mucho.

Las quiero mucho viditas mías. Hablamos esta noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad