02 de Diciembre de 2020

11:03. Hola a todos ¿Qué tal están? Mi última entrada estuvo destinada a lo que había sentido al respecto de la pregunta que me había lanzado Alba. Esa misma noche se lo comenté a mi hermana mediante un mensaje de Whatssap. Su respuesta me iluminó el camino:

—Bueno, no tienes porque ser tan claro, con decir que se acabó el amor de pareja puede ser suficiente. Alba necesita saber el porqué de todo para entender. Y sí, claro que duele, pero tranquilo, poco a poco dolerá menos.

La siguiente tarde que la niñas estuvieron conmigo le pregunté a Alba si recordaba la pregunta que me había hecho. Inicialmente me dijo que no y pensé en dejarlo pasar pero tras un pequeño comentario del momento en el que la hizo la niña la recordó.

Le expliqué que para formar una pareja era necesario querer y amar a la otra persona. En el caso de mamá y de papá ese amor de pareja se había terminado.

Como había previsto Alicia la niña quedó conforme. Creo que Aroha también, no había dicho nada pero estaba presente, tanto en el momento en el que su hermana hizo la pregunta como en el de mi explicación. Les consulté si querían saber algo más y, al menos por el momento, todo ha quedado cerrado.

Con las niñas también aproveché para recoger y ajustar sus gafas nuevas. Están muy contentas y tengo que decir que, aun siendo lo esperado, me ha sorprendido la rapidez con la que Ágara ha efectuado el pago de su parte. A día de hoy estamos en paz respecto a lo económico.

El resto de la semana transcurrió con mucha tranquilidad. He tenido que realizar una pequeña reforma en casa, lo que me retraso con otras tareas, pero nada que no se solucionara antes de que las niñas regresaran a casa el pasado domingo.

He quedado varias veces con Akela y lo he pasado…..

[Continúo el 03/12/20, 22:36]

Lo he pasado muy bien pero, y se trata de un pero gordo, no creo que pueda tener algo más que eso con ella.

En el momento en que comencé a escribir esta entrada tenía más o menos claro lo que les quería trasladar. Esto ha cambiado mucho pero digamos que, en gran parte, se ha despejado el camino a seguir.

Fue una conversación que mantuve con Arantza lo que terminó de colocar todo en su sitio. Recuerdo como ella me respondía que no sabía que decirme y yo le decía que no era necesario que añadiese nada más, ver mis pensamientos por escrito era más que suficiente. Lo mejor será transcribir esa conversación aquí:

[…]

—Sólo tengo algo que me tiene un pelín “raro”. A ver que opinas tú:

—Cuéntame.—dijo ella.

—Sabes que estoy con una chica, nos estamos conociendo y por el momento salimos, tenemos sexo con exclusividad, etc. Tenemos una relación parecida a la de novios… Nos conocemos hace algo más de 2 meses y comienzo a tener claro que, aunque estoy bien con ella, esta relación no va a ir más allá por mi parte.

—¿Por qué…?—me consultó Arantza.

No me resulta lo suficientemente atractiva.

—¿No sientes algo más por ella?

—No.

—Ok. ¿Y ella?

—No lo sé. Estoy entre hablarlo con ella o repetirme que no soy responsable de los sentimientos de los demás

—¿Ella tiene claro que era y es sólo sexo?¿Has sentido algo más por su parte? Eso se siente..—Insistió.

—Ella comenzó como yo, vamos a conocernos y ya veremos. Lo que he podido sentir es que está súper agusto conmigo pero fuera de ahí no creo que esté enamorada.

—Creo que puedes tener un bloqueo de “no va a pasar nada más con ella”.—Razonó ella.

—Hay algo más que creo desmonta tu razonamiento. Hasta este momento me he dejado llevar disfrutando de cada momento. Ahora ha aparecido alguien que, sin haber iniciado nada, me atrae y me gustaría conocer más.—Le confesé.

—Pues haz lo que tienes que hacer.. Acaba eso que ya no te da más y conoce a la otra chica.—respondió inmediatamente.

Reconozco que no estoy orgulloso de lo que le dije a continuación pero ese también soy yo.

—Verás, aquí está la duda. Tengo que hablar con ella, eso está claro. Puede que la otra chica no quiera conocerme más y puede que Akela me diga que así no continúa. Podría seguir disfrutando del momento y por otro lado seguir conociendo a la otra chica. Ya veríamos que ocurre más adelante. Lo sé, eso no se muy mio pero reconozco que por mi cabeza ha pasado.

—Bueno, temes quedarte sin ninguna. Fácil, te buscas otras.—Arantza siempre tan directa y clara.

—No, la verdad es que no lo temo, pero esa opción de andar con dos, como te he dicho, la he pensado. Tal vez estoy “raro” porque ya estoy conociendo a esta última y no me gusta hacerlo teniendo una relación con Akela, aunque no tenga expectativas de más con ella.

[…]

Continué.—Vamos, que me había decidido a no montar ningún Castillo y lo había conseguido con Akela pero con esta última chica puede que haya colocado la primera piedra en lo que a expectativas se refiere.

—Jajaja. No sé que decirte! Debes tratar de convencerla primero.

—No hace falta que digas nada. Solo ponerlo por escrito ya me ha sido suficiente.

¿Conclusión? Tengo que hablar con Akela y el único camino válido que veo es despedirme de ella. No sé cual será su reacción, tampoco la temo. Tengo que ser sincero sin hacerle daño. Por otro lado la realidad es que no puedo iniciar algo mientras no tengo esto cerrado, para mi sería engañarlas a ambas. Ojo, no tengo nada con esta nueva chica. Está receptiva, tenemos algún plan de excursión con nuestras hijas pero no hemos puesto ni fecha.

Bueno, puede que estemos en la fase “pre-tonteo”, en mi mente al menos. No quiero avanzar más hasta cerrar esto y lo tengo que hacer cara a cara, Akela no se merece menos. No es una conversación fácil para mi ya que temo hacerle daño. Espero que ella lo tome a bien, que valore mi sinceridad aunque no creo que deba comentarle nada de este chica, o tal vez sí.

La verdad es que hoy he estado un pelín distante con ella, con Akela. Este tema ha tenido que ver, también que Alba ha estado con un poco de fiebre. Se levantó un poco apagada esta mañana, pero con una temperatura normal. Me dijo que había pasado un buen día en el cole pero nada más llegar a casa se acostó en el sofá y al rato ya la note “cuajada”, estaba con décimas. Ha pasado toda la tarde durmiendo con algo de fiebre, llegando hasta casi lo 38ºC.

En este momento duerme, toca vigilarla durante la noche para ver evolución. Puede que se deba a que vaya a dar un estirón pero sospecho de algún virus por lo decaída que está, para nada pienso en Covid-19.

No creo que pueda vera a Akela hasta el próximo lunes, que será festivo. Intentaré quedar con ella para contarle que no quiero continuar con nuestra relación.

Fuera de todo este tema, al que ahora sumo la febrícula de Alba, estoy bien y en cierta forma aliviado por saber a donde quiero ir.

Buenas noches mis amores. Las quiero con locura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad