18 de Agosto de 2020

00:26. La vida sigue, con o sin nosotros, con o sin esas personas importantes en tu vida.

Alegría sigue estando en mi vida, en la distancia me pregunto como estará o lo que estará haciendo. Sigo sus publicaciones en sus redes sociales, sus estados,… Está, pero no interactuamos.

Al día siguiente de su último audio si le pude contestar, también en forma de audio. Fui sincero, le dije que el día anterior no había encontrado las palabras para poder despedirme de ella. También que ya no estaba seguro de si la forma en la que lo hicimos era la más adecuada, pude que hubiese sido más difícil hacerlo en persona. De lo que si estaba seguro era de que no cambiaría nada de lo ocurrido ya que esos eramos nosotros y así nos había salido.

Le expresé lo importante que era en mi vida, aunque fuésemos a estar un tiempo sin contacto. Esperaba que fuese un hasta pronto. Le di las gracias por todo lo que pude aprender de mi gracias a ella, conociéndola a ella. Le transmití mis mejores deseos durante este tiempo y, aunque la felicitaré en el día de su cumple, también lo hice en ese momento. Terminé enviándole un gran besote y un hasta pronto.

Ese audio lo finalicé con un nudo en mi garganta. Lloré, fue el momento en el que golpeó su perdida. Sin embargo también estaba contento, sinceramente creo que es lo mejor que podíamos hacer. Aunque duela no te planteas otros caminos cuando estás seguro de hacer lo correcto.

Rato después Alegría me respondió. Como de costumbre 1 cerebro en dos cuerpos. Me decía que ella no lo habría podido expresar mejor. De la misma forma me consideraba una persona importante en su vida, un igual. Reconocía que le costaba encontrar personas a las que las pudiera considerar de esa forma. Probablemente nos habíamos unido tanto por esa capacidad de aprender del otro. Esperaba poder volver a encontrarnos en circunstancias más favorables y me deseaba que fuese feliz ya que, para ella, lo merecía.

Ahí cerramos Alegría y yo cerramos este capítulo en nuestras vidas. Espero poder coincidir más adelante.

La echo de menos, no lo voy a negar. Era y es importante pero como he dicho la vida continúa. No me siento ni mal ni decaído. Estoy bien, contento por tener la fuerza de soltar y continuar. Con la fe de que es para mejor, ya veremos de que forma.

Mi semana continuó con mis hijas y un fin de semana en familia, me llenó de tranquilidad. Incluso hemos tenido la visita, por partida doble, del ratoncito Pérez. Una de ellas en la casa de campo, que por suerte y casualmente me pilló con todo lo necesario en una de las mochilas que regresaba de nuestra semana en casa de mis padres.

Las niñas se lo han pasado muy bien, al igual que yo. También las echo de menos pero volveré a estar con ellas esta tarde. Celebramos el cumpleaños de mi tesorito, ¡¡¡6 años!!!. El tiempo no se detiene ni para mi ni para nadie. ¡¡¡Qué mayor se hace mi bebé!!!.

Estoy hablando con Asunta, tenemos planes para esta semana aunque tratándose de ella “no me fio” del todo. A veces siento que he renunciado a Alegría por ella. Sé que no es así y tengo la necesidad de plasmar aquí el porqué:

Conozco como siente Alegría y como lo hago yo. Somos iguales y nos conocemos tanto que iniciar lago con ella habría supuesto hacerlo con todo desde el segundo cero. Probablemente real por su parte pero no estoy seguro de que si real por la mía. Es ahí donde encuentro el mayor de los problemas. No estoy listo para entrar con esa intensidad en una relación, porque no me engaño, con Alegría habría sido UNA RELACIÓN. Además, con todo lo que nos conocemos se habría tratado ya de una relación de varios años.

Esa es mi impresión, lo que he podido ver en estos días o lo que me he dicho a mi mismo. Tengo que ser sincero, ahora mismo no podría con eso, no es lo que quiero en mi vida en este momento. Eso habría sido mentirle a Alegría y hacerle daño.

Tal vez esta ha sido la última lección que he aprendido con ella. Tanto tiempo buscando “lo bonito” y cuando encuentro a alguien con quien podría tenerlo me doy cuenta de que no estoy listo para meterme de lleno en ello.

Llevo varios días buscando el momento para expresar esto último y hoy casi me he tenido que obligar a sentarme para sacarlo.

Bueno Alegría, nos iremos leyendo. Recuerda que te amo, aunque no pueda hacerlo de forma romántica. Espero volver a cruzarme con contigo más adelante.

Me despido por aquí. Buenas noches mis amores. Que descansen y hasta dentro de unas horas. Las quiero con locura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad