11 de Agosto de 2020

08:47. Aquí se inicia el Tomo 7 de mi diario. La verdad es que esta entrada es continuación de la iniciada ayer.

Todo lo ocurrido con Alegría lo hablé con mi hermana. Alicia comenzó preguntándome si había sido claro con ella. Lo he sido, aunque con Alegría no era necesario, ella ya conocía perfectamente mi estado. Ante mi temor de perderla me hizo un comentario que todavía me está golpeando.

—No le des vueltas a la cabeza, hay gente que pasa por tu vida para enseñarte algo y luego se va. No se puede forzar una amistad por miedo a que se vaya. Si se aleja es porque tenía que ser así.

Pienso en mi incapacidad anterior para “soltar” a Ágara y que, llegado el caso, me pudiese pasar algo parecido con Alegría. En cierta forma puede que todo esto de intentar continuar como si nada no sea más que una manera de no soltar, de no permitirnos fluir. Tal vez es algo que debería hablar con Alegría.

Bueno, ¿Qué ha ocurrido con Ágara? En mi subjetividad diría que algo que fue escalando en forma negativa para nuestro bienestar. Continuo aprendiendo a comportarme con ella y a decidir para mi. Para entenderlo es necesario ponerles en antecedentes ya que se trata de algo que no había traslado a estas páginas.

A finales de junio le expresé a Ágara que no me parecía justo como estábamos organizando las tardes “de visitas” en las semanas en las que las niñas estaban con el otro. En el acuerdo judicial se establecieron en los martes y jueves pero nosotros las mantenemos flexibles para favorecer la conciliación. Esa flexibilidad se había convertido en que yo suelo disfrutar a las niñas los martes y jueves, tardes en las que Ágara trabaja, con lo que no afecto los días en los que ella no trabaja de tarde y además las saco de casa de sus abuelos. Ojo, no digo que sea malo que estén con ellos.

En su caso las suele disfrutar los miércoles y viernes de mis semanas. Hasta este momento no me había importado, con el tema del Covid-19 las actividades estaban reducidas y el día no era significativo. Bien, en ese momento la situación había cambiado y ya era posible planificar cosas con otras personas, iniciar las clases de escalada (miércoles o viernes), subir a la casa de campo desde el viernes tarde,….

Evidentemente con la organización que llevábamos hasta esa fecha todos mis fines de semana con las niñas comenzaban los viernes a las 20:00 y no me parecía justo. Después de una discusión con Ágara, parece que nada es fácil con ella, le propuse ir alternando los viernes en mis semanas. Uno de esos viernes sería para ella y el otro mío, lo que me dejaba un fin de semana “completo” al mes con ellas. Todo esto pensando en que las niñas pudieran pasar las dos tardes con su madre pero también en poder hacer vida yo con ellas.

De esa forma hemos ido funcionando hasta ahora. Las niñas están conmigo y este viernes es el que les correspondería conmigo según lo explicado. Semanas anteriores Agará utilizó parte de la tarde del lunes, pero esta al parecer no podía. Me propuso lo siguiente:

—Te propongo que el miércoles pasen la tarde conmigo, se queden a dormir aquí, pasen la mañana del jueves conmigo y las recojas a las 16:00 horas.

No me gustó cuando lo leí, ella pasaba de 8 horas a 24, o lo que es lo mismo me dejaba sin 16 horas con las niñas, aunque fuesen de sueño o bien yo estuviese trabajando. Lo dejé sin respuesta, no sabía que contestar. Varios días después había decidido que al ser tiempo de sueño y de mi trabajo lo aceptaría pero quise saber la opinión de las niñas. ¿Un error? Puede, pero también se trataba de su tiempo conmigo.

Les consulté, Aroha dijo que le parecía bien, Alba que prefería pasar la mañana en casa de mis padres, incluso después de explicarle que podía ser que su hermana no estuviese.

Ágara me volvió a consultar y aquí sí, reconozco sin dudarlo, me equivoqué. Debería haberle dado una respuesta cerrada y no trasladarle lo que me habían dicho las niñas:

Aroha está convencida, Alba no… Espera a ver 🤷‍♂️ 🤷‍♂️

—¿Desde cuándo deciden las niñas temas de turnos?.—fue su respuesta.

Las niñas no habían decidido nada, sólo les había preguntado, como he dicho también se trata de su tiempo con ella y conmigo.

—Pues les expuse la situación y me encontré con eso…

—Ya. Vale. A mi también me ha dicho que quiere quedarse conmigo. Es el trasiego…

Buff, este último comentario, ese “Ya. Vale.”, esos puntos suspensivos al final… ¿Qué me quería expresar exactamente? No me sentó bien. Puede que lo estuviese interprepretando erroneamente. Decidí finalizar la conversación antes de ir a una escalada desagradable.

😂 😂 Bueno ya te diré. Aquí termina la conversación.

Esa tarde la de ayer, salí con las niñas a un parque cercano a la vivienda de mis padres. Jugamos y aprovechamos para hacer un picnic con la merienda allí.

Ya de regreso y después de cenar ellas se dispusieron a hablar con Ágara mientras yo me duchaba. El aseo en casa de mi padres está junto a la habitación de las niñas. Al salir de la ducha escuché como Ágara quería hablar con Alba. Le pidió que cogiera el móvil y la mirase a los ojos. Me pregunté como iba a orientar la psicóloga esa conversación y porqué lo iba a hacer.

No soy subjetivo, estaba en una posición neutra. Sólo diré que lo que escuché de su parte fue un chantaje emocional a la niña que nunca habría esperado. Eso no es consultar su opinión o sus razones, es llevar a que la niña solo tuviese una respuesta posible porque si no “se echarían mucho de menos”. Terminó pidiéndole a la niña que levantase el pulgar y me comunicase lo que había “decidido”. De nuevo las niñas como canal de comunicación.

En ese momento yo ya estaba en la habitación buscando la bolsa de aseo y Aroha fue a decírmelo. Le indiqué que luego lo hablaríamos y dejé que terminasen la llamada.

Antes del cuento hablé con ambas. A Aroha le pregunté si a ella le parecía que había decidido algo junto a su madre. La niña me dijo que no, entendía que era algo que decía su madre y listo. Alba reiteró que ella quería quedarse. Les expliqué que se trataba del tiempo que pasaban con su madre pero también del que pasaban conmigo y les ofrecí el termino medio:

—Miren chicas creo que lo mejor es que ustedes vayan con mami el miércoles hasta las 20:00, como siempre, y luego regresen para dormir aquí. El jueves vuelven con ella de 10 a 14 horas, con lo que desayunan y comen aquí.

—Pues me parece mucho mejor así papi.—respondió Aroha, Alba también pareció conforme.

No me parecía bien lo que había hecho Ágara. En este caso no me lo dijo nadie, lo había escuchado yo mismo. Había chantajeado a la niña y había dispuesto de mi tiempo a su antojo. No estaba enfadado pero algo cambió en mi, volví a ser egoísta. Recordé lo que me había dicho mi hermana al comentarle la situación:

—Haz lo que te venga bien a ti.

También se lo comenté a Alegría, ella no entró en esos aspectos. Me indicó que a lo mejor no era adecuado dejar esas decisiones en manos de las niñas. Podía encontrarme, como en este caso, con dos respuestas contrarias. Lo mejor era hacer lo que se había acordado según ella. El caso es que nada de esto estaba acordado.

Con las niñas ya dormidas le envié un mensaje a Ágara, fue justo al finalizar el tomo anterior.

—Te comunico como va a ser. Miércoles de 16:00 a 20:00. Jueves de 10:00 a 14:00. Miércoles noche duermen conmigo. Espero tu confirmación para evitar mal entendidos.

Hoy he recibido un “confirmado”.

Para mi ha quedado definido pero, como he dicho, algo a cambiado dentro de mi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad