22 de Julio de 2020

10:23. Acabo de transcribir la entrada correspondiente al 26 de junio y me he encontrado con esta frase:

Llegará el momento en el que mi amor propio me haga ver a Asunta de otra forma y me saque de esta espera, también de eso estoy seguro.

Creo que ese momento ya ha llegado o tal vez he continuado avanzando y ya no soy el mismo. Actualmente solo me planteo sexo con ella y con el tiempo ya se verá. Tanto es así que tras su último contacto he ido a degüello con ese objetivo en mi mente. Como era de esperar no ha ocurrido, se ha vuelto a esconder o simplemente no está interesada. Sin embargo, por la forma en la que hablamos, cuando lo hacemos, creo que es algo que llegará.

Una vez finalicé la entrada anterior contacté con Alegría, hay cosas que es tontería no decirlas….:

Lo leerás, o no, en unos meses pero es algo que merece la pena contarte ahora.

Soy el mismo y no he cambiado de forma de pensar en 10 minutos pero ya sabes como funcionan nuestras mentes y lo rápido que analizan posibilidades.

Hoy, mientras compartíamos los helados, nuestros ojos se han cruzado y no he visto tan claro que hubiese sido tan desastre esa posible relación. (No te estoy pidiendo una relación, como te he dicho estoy tranquilito como estoy.)

Luego en casa he pensado que sería una putada que alguno de los dos se enamorase con la claridad que vemos nuestra situación o, por decirlo de otra forma, con esa asexualidad que nos hemos otorgado.

Por último, y también ha quedo por escrito, tengo la sensación de que si no encontramos alguien que lo frene, otra persona o relación, puede que la final la curiosidad mate al gato y nos catemos sexualmente.

Bueno, me quedo con este presente contigo que me encanta y no quiero ir a ningún futuro que no existe.

Lo he querido compartir contigo antes de que lo pudieses ver por escrito.

Su respuesta ha llegado a los pocos minutos:

Tú tan como yo, siempre de frente y sin máscaras.

Hoy… ya lo leerás, me he sentido genial, no juzgada, libre. […]

En efecto, hoy he leído la entrada en su blog al poco de despertarme para ir a trabajar. Ambos estamos en el presente y no queremos variar nada.

Ayer pasé la tarde con las niñas. Hacía calor y querían playa. Vivimos en el norte de la isla y, como es habitual, nos acompañaba la “panza de burro”. Salimos en busca de sol y terminamos en ese municipio del que tanto me costaba pronunciar su nombre, Agaete. Llegamos a la zona de piscinas y, aunque fue una tarde ventosa, nos lo hemos pasado genial. Me encantan estos momentos con ellas en los que descubrimos y exploramos lugares que no conocen.

Después de eso quedé con mi hermano y pasé un par de horas en su casa. Me he dado cuenta que tanto con él como con Alegría la conversación me ha llevado a volver a relatar varios de los episodios pasados con Ágara. Al ser consciente de eso me he preguntado si había sido la conversación o por otro lado yo tenía la necesidad de volver a expresarlo. Creo que lo primero pero ha surgido la duda en mi.

Venga, vamos conmigo.. (como si escribiera de otra cosa):

¿Como estoy? Bien y cada vez mejor. Me acepto con mis necesidades y mis pensamientos. Me alegra ver mi cambio con Asunta. No hemos tenido más que varias horas de conversación pero los cambios que yo he ido “sufriendo” respecto a ella han sido muchos. Ahora mismo tengo curiosidad, no lo negaré, pero acepto lo que llega y lo que no. Entiendo que nuestro camino es el de vecinos que tal vez se encuentre sexualmente durante un tiempo y los siguientes pasos, de existir, ya se verán.

Con Anabel, tres cuartos de lo mismo. También he cambiado con ella. Ayer mantuvimos una simpática conversación en la que me hubiese dado igual quedar con ella esa noche, ya sólo busco sexo. Pienso que cada uno es responsable de sus sentimientos pero es cierto que con ella lo matizo mucho, no quiero joderla, Digamos que la atmósfera ayer era diferente. De todas formas ya se ocupó ella, como de costumbre, de evitar los temas que no le interesaban. En este caso me dio igual y ese es el gran cambio que veo en mi respecto a este asunto.

Ágara, este es un caso a parte, sigo con mucha rabia. Ayer se retrasó, la esperamos en la calle. Mi “despedida” al dar marchar atrás con el coche y verla de lejos fue “puta”…. Todo dicho al respecto.

Vuelvo a estar contento con la vida que llevo. Con lo que me permito y lo que no. Creo que estoy cerca de un periodo de tranquilidad, si no llega alguien o algo para joderlo..

Tengo un nuevo proyecto en mente. En realidad lleva unos meses rondándome la cabeza. Consiste en hacer una especie de “diario podcast”, con los del Chojín. Pero no sería cronológico, me basaría en experiencias, reflexiones e intentaría desarrollarlas. Creo que tengo hasta el tema del primero. Puede que me ponga con su guión en estos días.

Amores míos pásenlo genial. Hablamos esta noche o cuando ustedes quieran. Las quiero con locura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad