14 de Junio de 2020

02:31. Noches en vela. Estas últimas semanas tengo muchos días de dormir poco, ninguna razón de peso para ello. En ocasiones una conversación, en otras alguna actividad y las peores, dando vueltas en la cama.

Hecho relevante del día de hoy, o ayer si miramos la hora, se casó Amelia. Imagino que con un aforo muy limitado dadas las medidas de desescalada en la pandemia del Covid-19. Las niñas se lo han pasado bien, eso me han manifestado al hablar con ellas. Estaban muy contentas y todavía les quedaba fiesta por delante.

Yo por mi parte he tenido un día de familia. Mi hermano finalmente se separa de su “pareja” y hemos pasado un día de compras para la casa de campo. De momento está “entero”, vamos a ver como evoluciona.

Mi hermana ha podido verbalizar lo que ya llevaba un tiempo pensando. Los 3, mis hermanos y yo, se nota que estamos cortados por el mismo patrón. Somos cuidadores natos y, en este sentido, nuestras parejas presentan ciertas similitudes. Está claro que la “leche que hemos mamado” tiene bastante peso.

Aquí llego a Asunta, mi vecina del plantón, ya toca ponerle nombre. No ha tenido una buena semana emocionalmente hablando, ha estado “de bajona”, como ella mismo me ha expresado. Los motivos los desconozco.

¿Cuál debería de haber sido mi comportamiento? Probablemente decir, “chica pues tu marrón para ti y cuando te aclares o te alivies me avisas.” ¿Duro? Puede. ¿Real? También. Pues no, ahí habría estado si me lo hubiese pedido, cuidador nato. No es malo pero es un patrón del pasado que me hace preguntarme si ese es el perfil de mujer que me atrae, la que necesita “ayuda”.

Asunta me resulta atractiva y he pasado por 3 fases con ella en estos pocos días. La de esperar, porque espero de ella y el que espera desespera. La de intentar pasar de ella, al no verle mostrar interés y la de, en cierta forma, ilusionarme. Hoy, o de nuevo ayer, le envié un mensaje en el que le preguntaba si lo de organizarnos para quedar era ya cosa del pasado. Ella me ha explicado su semana de perros a modo de disculpa,  yo ya conocía una gran parte de la misma por otra conversación que habíamos mantenido.

Después de su respuesta he intentado hablar con ella pero no estaba disponible por lo que, mediante un audio, le he dicho parte de mi realidad: «Me resultas muy atractiva y tan sólo quería saber si continuas ‘interesada’ o no». Para mi era un “¿Te espero?».

¿Bonito? Puede que no tanto. Anoche quedé y conocí a otra chica con la que llevaba hablando desde hace varios días. Pasamos un par de horas hablando juntos. La realidad es que sé que no vamos a llegar a nada, por su forma de ser y por las fotos que me había enviado, no me resulta especialmente atractiva. ¿Por qué fui entonces? Estaba solo y existía la posibilidad de tener sexo. Ni más ni menos.

¿Feo?. Bueno, ahora que vuelvo a esperar por Asunta le he dicho que no podía volver a quedar con ella hoy.

¡Qué complicado soy de verdad!

En fin…. ¿Patología de base doctor? Soledad.

El jueves pasado pasé la tarde con las niñas. Lo pasamos bien, se pudieron reunir con sus amigos del barrio, Aroha me lo venía demandando hacía tiempo. Reconozco que no estaba al 100%, cansado, necesitando horas de sueño… pero no solo era cansancio. También estaba decaído. Echaba de menos dormir con alguien, no me refiero a sexo que también.

Vuelvo a pensar en Asunta. A lo mejor lo de cuidar sea para poder compartir ese momento con ella. Dormir haciendo la «cucharita», abrazándola,…

¿Cómo estoy? No estoy mal, me encuentro bien pero me decepciono a mi mismo con todo esto. ¿Por no estar sólo?¿Por sexo?.

Me voy a la cama. Me pesa todo esto y comienzo a tener sueño. Mañana intentaré continuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad