09 de Junio de 2020

13:48. Otra semana con las niñas ha pasado, en esta ocasión muy diferente a las anteriores. Además de una mañana de playa hemos pasado varios días en la casa de campo, de miércoles a domingo prácticamente.

Sólo puedo decir que estoy orgulloso de mis hijas. Lo hemos pasado muy, muy bien. Realizamos varias excursiones, la primera hasta uno de los alpendres de mi abuelo, ahora de uno de mis tíos. Tenía intención de que las niñas pudieran estar un rato con sus animales pero por desgracia no lo encontramos en la finca. Aún así el paseo fue muy divertido, recorriendo caminos por los que no pasaba desde mi niñez.

Durante ese trayecto las niñas me preguntaron por la ex-pareja de mi hermano, es muy querida por ellas. Les conté que ahora mismo ellas no se encontraba muy bien y estaba en casa de sus padres, estaban viviendo separados y ya no eran pareja.

23:47. La siguiente pregunta de mis hijas fue la que me sorprendió…

Papá, ¿tú piensas tener otra pareja?—me dijo Aroha.

—mmmm—quedé sin palabras por unos segundos—Cariño, no lo sé. Eso nunca se sabe y buscarlo es un error. Puede que aparezca una persona por la que pueda tener sentimientos la próxima semana, dentro de varios años o puede que nunca. Lo importante es que yo estoy bien así y eso no cambiará si aparece o no esa persona. ¿Sabes por qué estoy bien así?

—Porque estamos nosotras. —respondió Alba.

—Exacto amores míos. Porque las tengo a ustedes y las quiero con locura. Eso es lo único que no cambiará nunca, lo que mamá las quiere y lo que las quiero yo. Esa es la otra cosa que nunca cambiará; mamá es su madre y yo seré su padre siempre.

Lo dicho, con preguntas como estas y viendo como lo viven no puedo estar más orgulloso de ellas.

Aun con todo esto hay momentos en los que Aroha no se encuentra bien. Se vuelve a quejar de dolor de barriga y a veces me dice que necesita llorar. La segunda noche en la casa de campo me pidió un masaje en su barriguita para poder dormir. Se le mezclan la ilusión y la incertidumbre por el cambio de cole, el confinamiento, necesidad de atención, su propio proceso,.. Son tantas cosas las que enfrenta mi angelito.

Después de comer el viernes regresamos a casa, las niñas pasaron la tarde con su madre. Aproveché para organizar un poco y hacer algunas compras. Al regresar las niñas lo primero que me dijo Aroha fue que, sin motivo, había llorado mucho en casa de su madre. Una vez que se le pasó ya estuvo muy bien.

—¿Y sabes qué papá? El martes mami nos va a llevar a visitar el nuevo cole.. ¡¡Uy!!, creo que he hablado demasiado. Mamá tiene que decírtelo y preguntártelo.

De nuevo sin palabras. Me molesta que Ágara actúe así, mentiría si dijese que me sorprende. No lo hace, ya no.

Me resulta curioso, al comienzo de la semana recibí un mensaje suyo donde me pregunta sobre mi parecer de que las niñas quedasen con amigos y compañeros de clase. La verdad es que esta pregunta sí que me sorprendió, no terminaba y no termino de entenderla. Mi respuesta fue simple: “Pienso que ya es hora…”.

A día de hoy continúo sin verle sentido a esa pregunta, creo que es necesario que lo explique. El lunes recogí a las niñas, nos encontrábamos en la Fase II de la desescalada en nuestra isla. Esta fase permite ese tipo de reuniones ¿Qué tengo que opinar yo, o ella de ser a la inversa, sobre esa quedada? Así me pueda parecer horriblemente mal estarían bajo su tutela y no estaría haciendo nada ilegal ni que, según las autoridades sanitarias, ponga en riesgo a las niñas.

Puedo imaginar las razones de la pregunta, o más bien los motivos; mantenerme informado, contar conmigo,… Pero iniciaban semana conmigo y visto lo ocurrido posteriormente… De verdad que no la entiendo.

Para mi esa pregunta de la reunión no es comparable con informarme sobre las cosas del nuevo colegio, ¿Reunión con profes?¿Con la directora?. Creo que son cosas que debería saber yo antes que las niñas o viceversa de darse el caso.

En ese momento recordé que hace 15 días fui yo quien, en cierta forma, faltó a lo acordado al no decirle que las niñas dormirían en la casa de campo. Ella lo sabía ya que las niñas se lo dijeron desde la misma casa de campo con el pijama puesto pero es cierto que no se lo dije yo. Esta semana ya he pasado del tema directamente, puede que fuese mi forma de “devolvérsela”.

Sobre la visita al cole le dije a la niña ya que me lo diría su madre en estos días.

El sábado por la mañana regresamos a la casa de campo, ya con toda mi familia, otro gran día. Felicitamos a mi hermana y cuñada, al día siguiente se cumpliría un año de su enlace matrimonial.

El domingo regresamos a casa y pedimos comida en nuestro italiano favorito, lo teníamos pendiente hacía algunas semanas. El resto de la tarde transcurrió entre piscina en casa y bicicletas en la calle.

Esa noche me costó mucho conciliar el sueño, extraño ya que la última noche en la casa de campo apenas había podido dormir. El lunes salí muy temprano de la cama, no podía permanecer más tiempo allí. Comencé con las tareas del casa, las que habitualmente no inicio hasta que las niñas se han marchado. Una vez ellas despiertas la mayor parte de la mañana fue suya.

Llegó la hora de despedirme de las niñas. Se quisieron llevar tantas cosas de casa que las ayudé a acercarlo al coche de Ágara. Ella me saludó y me preguntó que tal todo. Lo primero quedó sin respuesta, lo segundo se lo respondí con un “ahí están”, ya le había dando las novedades de las tareas y el malestar de Aroha por whatssap durante esa mañana.

—Mira, mañana tenemos visita al cole nuevo.—me dijo con un hilo de voz.

—Sí, algo me ha llegado.

—¿Sí?.. a bueno, vale.—me dijo.

Me despedía de las niñas y regresé a casa. Ya en casa el envié un whatssap que derivaron en una discusión. Como una imagen vale más que mil palabras….

 

Tal vez es necesario aclarar un par de cosas: las correas de las gafas que están un poco sueltas son las de Alba, respecto a sus fases es en referencia a todas las vueltas que ha dado este cambio de colegio, al parecer las niñas le habían dicho las dos opciones de colegio más próximos a mi domicilio, la que preguntaba y quería saber era Aroha y la imagen que está difuminada en la ultima captura es de una captura que le envié con una información que me habían solicitado desde el centro que dejan las niñas (me consultaron en ese mismo momento).

Después de esa conversación quedé tocado. No quiero decir afectado, me refiero a “enfadado”. Con lo que bien que yo iba y tener que hablar tanto con ella…  Ella quería tener la última palabra y para mi no tiene la razón y no soy aquel que le consentía, ya no.

Hoy he comenzado mi semana de trabajo y por la tarde he tenido sesión de terapia. Hemos hablado de todo esto, de mis sensaciones, de mi parecer y mi sentir. A continuación ha comenzado a indagar en mi infancia para continuar hasta los primeros años de adolescencia e inicios de convivencia con Ágara.

La próximo sesión ya entraremos en materia. Como ejercicio me ha pedido que realice una línea de vida con los hechos relevantes, positivos y negativos, así como lo que me gustaría trabajar.

Mi sensación ha sido positiva aunque de poco avanzar. Entiendo que se tiene que terminar de situar. Parece que por fin comenzamos, estoy contento por ello.

Anabel, a mis ojos, ha intentado estar más presente. Como siempre hemos tratado nuestro día a día. Yo no pretendo más con ella.

Con la chica del plantón he quedado para esta semana. Le planteé de vernos el lunes, después de quedar ambos sin hijas. Ahora sé que está pasando por un bajón emocional, había desaparecido estos últimos días. Bueno ya veremos como avanza la semana.

Me despido ya. Buenas noches mis amores. Las quiero con locura mis viditas. Las echo de menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad