31 de Abril de 2020

13:03. Las cosas pueden cambiar mucho en 12 días. Viendo la que está cayendo a mi alrededor y mi posición, por suerte afortunada, sólo puedo definir estos cambios como simples anécdotas.

Comenzaré por mi. Estoy bien, muy bien, realmente tranquilo. Creo que sólo he tenido un mal momento durante estos días. Por así decirlo, mi paz interior se despistó unos días pero no se ha marchado a ninguna parte.

Aún siendo consciente de que mi hermana tenía razón cuando me dijo que no era responsable de los sentimientos de nadie yo he sentido que estaba engañando a esas chicas. Tan grande fue dicha sensación que terminé por agobiarme y me alejé de ambas. Pesándolo ahora puede que no quiera ninguna relación.

Continúo hablando con ellas, con Alegría es de forma muy puntual. Creo que es con la que más podía coincidir y tal vez por eso es con la más he reducido el contacto. ¿Miedo a iniciar algo? No lo creo, no tengo problema en que pueda nacer cualquier cosa pero la realidad es que me he alejado y lo repito, es cosa mía. Ella no ha dicho nada, lo ha aceptado como ha llegado.

La profesora de Educación Física sí que me lo dijo, no entendía mi alejamiento. Con ella fue muy diferente, la veía demasiado “metida” y ni siquiera nos conocemos. Continuamos hablando muy a menudo. Me gustaría conocerla pero estoy en el presente, lo hablamos anoche e inicialmente no le gustaron mis palabras; básicamente sólo veo dos direcciones: conocernos o aburrirnos de esta situación. Ya veremos que nos llega antes.

La amiga de mi hermana y Anabel son conocidas y así nos tratamos. Un mensaje de vez en cuando y poco más. Con Anabel son más asiduos pero continuamos hablando sobre nuestras rutinas diarias. Me permito algún comentario de índole sexual con ella, la realidad es que nos conocemos “algo” en ese sentido. Son en forma de chiste y nos reímos muchos.

Desde esta mañana le doy vueltas a la idea de llamar a Alegría y darle una explicación de mi alejamiento. Sé que no es así pero mi interior me dice que se lo debo. Imagino que terminaré dando el paso aunque conozco su respuesta, o eso creo.

Por fin, antes de ayer, mantuve una sesión de terapia con mi nueva terapeuta. Ha sido por vídeo-conferencia. Segunda toma de contacto en la que le he podido contar todo lo ocurrido hasta ahora, partes de mi relación con Ágara, etc.

Me ha gustado su impresión final:

—La primera vez que te vi estabas con la rabia a Ágara. En esta ocasión continuas ahí pero ahora te veo más consciente de ello y más tranquilo al respecto.

Puede que sea un pequeño paso.

En cierta forma hemos definido “los objetivos”: continuar con mi proceso de crecimiento y de dejar de sentir el asco hacia Ágara. Como le he dicho “esto último no me corre prisa, todavía está muy calentito y no quiero obligarme a ningún gesto con ella. Ya llegará, si lo tiene que hacer, el momento en que se produzcan”.

La terapeuta ha intentado profundizar en esa sensación de asco, recalcando que solía provenir de un sentimiento de rabia. Para mi viene de tres lugares diferentes, aunque uno de ellos es muy intenso:

  • El primero son todos los años en los que Ágara no estuvo bien y no encontró el valor de tomar la decisión, de buscar su camino.

  • El segundo es su cobardía en las últimas semanas y el no intentarlo.

[Estos dos son casi anécdotas. No quiero nada con ella, no se me pasa por la cabeza tener nada con ella. Para mi es un regalo, ahora, que todo terminase.]

  • El tercero son mis hijas. Con esto si que no puedo. Para mi son muchos los errores que ha cometido al no darles el tiempo necesario a las niñas para asumir la separación de sus padres, todos los cambios que eso les supuso y meterles a alguien más en sus vidas. Sé lo he dicho a la terapeuta: “Esta es mi verdad, seguro que ella tiene un igual de válida pero esta es con la que tengo que lidiar yo.”

Ella ha insistido en como me sentía yo con eso y le he dicho que ni puedo ni debo entrar en sus decisiones mientras las niñas no estén mal. Son cosas que, si llegan, tendrán que resolver las niñas con ella o conmigo.

Hemos quedado para dentro de un mes, espero que de forma presencial. Online podríamos decir que es lo mismo pero para mi es mejor vernos cara a cara.

Estoy contento por continuar trabajando. En este sentido he leído un libro que me recomendó Alegría, su preferido, «El mundo amarillo«, de Albert Espinosa.

Contiene 23 consejos o experiencias muy buenas. Lo leía en un día, bien es cierto que tampoco es muy extenso.

Regresando a la conversación que quiero tener con Alegría puede que se deba a querer ser fiel a lo que predigo, al cambio que creo que se ha producido en mi. ¿Me estoy mintiendo a mi mismo?

Mañana estaré con las niñas, hoy con mi trabajo habría sido muy complicado. La semana pasada fue muy buena, pudimos disfrutar de su primer paseo después de tantos días de encierro. Fuimos caminando hasta la orilla del mar. La verdad es que han sido días muy buenos. Los últimos Alba me demandaba la teta, he tenido que volver a hablar con ella. No me cae nada bien que me reclame algo que sabe perfectamente que no le puedo dar. Se trata de algo que tiene que resolver con su madre.

El último día modelaron con arcilla, de secado al aire, uno detalles para el día de la madre. En España se celebrará el próximo domingo y habíamos quedado en que mañana los pintarán y se los llevarán para entregárselos a Ágara ese día. Le habrían preparado algo en el cole y no quería que perdiesen esos momentos de la preparación y de hacerle el regalo a su madre.

Bueno, aquí lo dejo. Las quiero mucho viditas mías. Hasta mañana mis amores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad