11 de Marzo de 2020

17:53. Las niñas están con su madre, acordamos la tarde hoy y la de mañana. Me encuentro cubriendo un turno de tarde en mi nueva área de trabajo, lo que más he ganado con este cambio es tranquilidad.

Ha sido un fin de semana intenso. El viernes comencé a hablar con una chica a la que llegué mediante los perfiles que indiqué en mi entrada anterior. Se dio la casualidad de que tenía que venir a mi municipio y terminamos tomando un café en una céntrica cafetería. Fue un rato de casi dos horas muy agradable.

Al salir de la cafetería me encontré con unos conocidos que me indicaron que acababan de ver a mis hijas. Sabía que tenían un cumpleaños ese día pero no que se celebrase tan cerca de donde yo me encontraba. Me dijeron también que Aroha iba con una pierna vendada. Hace unos días se hizo un pequeño esguince y pensé que se lo habría vendado ella misma, como si de un juego se tratase.

Esa noche, por la niña, me enteré de que su madre la había llevado a urgencias y estaba con muletas. Me sorprendió mucho saberlo de esa forma.

—¿Entonces tu madre te llevó a urgencias, estás con muletas y no me ha dicho nada?¡¡Muy bien!!—fue lo primero que expresé, sin querer, en voz alta.

De fondo pude escuchar como Ágara decía —¿¡¿¡Cómo!?!?

Una vez terminé de hablar con las niñas le envié un mensaje indicándole que no me parecía normal enterarme por la niña. Ella se excusó diciéndome que me había enviado una foto desde el hospital. Posteriormente se disculpó al comprobar que la foto nunca se envió. Le pedí foto del informe médico, recibiendo nuevamente sus disculpas ya que no salían las imágenes de su móvil. Varias horas después me llegaron. Lo único que le pude decir es: «…continuo aprendiendo con lo me estás enseñando«.

Me cuesta entenderlo. Me alegra de que actué como tiene que hacerlo. ¿Es necesario llevarla al médico? Pues se lleva. Pero no existen excusas para no avisarme. No entra en mi esquema mental. Nunca actuaría de esa forma pero ella es ella y yo soy yo. Eso sí, que no se le ocurra hacerme ningún tipo de reclamo ante cualquier situación similar por mi parte. Me conozco, no creo que tenga opción de hacerlo nunca.

El sábado celebró su cumpleaños un compañero del trabajo. Pues nada, súper fiesta con casi 100 personas. Me he reído mucho y pude saludar a personas a las que hacía años que no veía. Ha sido muy agradable.

Durante la fiesta contacté con la chica del café del día anterior. Hablamos un rato y terminamos en mi casa. Fácil, llegó, varías horas de sexo y se marchó. Poco a poco me encamino a lo que no me apetecía. Nada, estoy en plan de que todo fluya de la forma en que le apetezca.

No voy a hacer más reseñas de esta chica, es lo que es, una follaconocida.

Tengo que finalizar el trabajo y recoger a las niñas. Luego continuo.

23:49. Las niñas duermen hace varias horas ya. Quería haber continuado aquí hace un buen rato pero me he enzarzado en una interesante conversación vía whatssap y nos ha costado soltarla. Se conoce de todo mediante estas aplicaciones de “contactos”, algunos cerebros muy, muy interesantes, como el de esta chica con la que hablaba.

Volviendo a lo que escribía esta tarde… Que fluya, no me he sentido ni bien ni mal. Tampoco tenía porqué sentirme de ninguna forma concreta.

Con Anabel he hablado un par de veces, la última el domingo. Muy poco, prácticamente un hola y un adiós. Sin llegar a afectarme me produce un poco de pena. Creo que ambos aspirábamos a ser alguien importante en el círculo del otro y al final eso no se ha producido. Reconozco que, en cierta forma, ella lo ha sido para mi y me ha enseñado a valorar mi tiempo. La realidad es que finalmente no fue suficiente. ¿Para ella, para mi?. No me queda clara la razón pero aquí estamos, bueno, en realidad no estamos.

Con la chica del sábado he hablado alguna vez estos días, incluso tuve la posibilidad de volver a quedar con ella hoy. He estado tentado en algún momento pero no, he preferido hacer otra serie de cosas que tenía pendientes. Nada importante, incluso alguna tarea del hogar. Queda claro que mucho no me apetecía y si no me fluye pues es un no.

Ayer mi cuñada, pareja de Alicia y médico de familia, le retiró el vendaje del tobillo a Aroha. La realidad es que se había ido soltando y ya no sujetaba nada, aunque mi impresión era de que nunca lo había hecho. Ahora está sin las muletas y con una retención sobre el ligamento afectado por el esguince, sujeto pero con movilidad y trabajo para el resto de la articulación. El domingo tenemos prevista una excursión en familia y será el día de retirarla. Ahí podrá probar el tobillo y ver que tal.

Esa salida la ha propuesto Alicia. Iremos los 3 hermanos, cuñadas, niñas y 2 amigas de mi hermana. Me rio internamente, no sé si sospechar. Ella conoce la situación con Anabel y la de la chica del sábado. A una de esas amigas ya le habría gustado presentármela hace algún tiempo. Bueno seguro que lo pasaremos súper bien, sobre todo las niñas.

Creo que además tendremos plan para el sábado. Mis vecinos han comentado de hacer algo, a ver si le damos forma estos días. Mis hijas están entusiasmadas. Nuestros hijos lo pasan muy bien juntos.

¿Cómo estoy yo? La verdad es que me siento tranquilo pero sé que tengo que continuar avanzando. Ayer le explicaba a Ágara lo del vendaje del tobillo de Aroha y la verdad es que no fue nada fluido. Preferiría no tener que hablar nada con ella.

También ayer tuve la tutoría individual en la escuela. La tutora me dio esa opción y no lo dudé. Hablamos bastante tiempo y no todo sobre la niña. No quiero volcar nada de eso aquí ya que no es mi camino, se trata del de mi hija y su madre. Será interesante la tutoría con su madre. Yo sólo puedo acompañar a la niña. Es probable que ese diálogo en la tutoría influyera sobre lo poco fluido de la conversación sobre el vendaje con Ágara. La próxima semana continúo con la terapia. Poco a poco Troglodita.

Pese a lo anterior me siento tranquilo, feliz con mis hijas. Así se lo he dicho a la chica con la que he hablado esta noche. Ella me definió como un súper papi, ya que la vida de padre soltero no era fácil.

—Yo no la cambio y para nada súper papi… Ellas si son súper hijas. Cada día me enseñan algo nuevo, me levantan, me enamoran todavía mas, me vuelven loco, me llevan al límite,… pero bufff, en un rato, cuando suba y las arrope, todo será paz interior al ver que se sienten felices y seguras…

¡¡¡Loquito por ellas estoy!!!!

Como dato curioso esta chica, se llama Alegría, me “ha descubierto” otro diario que he comenzado a seguir. Lo recomiendo:

Aquí tienes el link a todos los capítulos.

Al recoger hoy a las niñas en casa de su madre, después del trabajo, estando en la cancela de acceso al edificio, Alba ha dejado caer algunos objetos por accidente, tesoritos según ella. Ya se habían despedido de Ágara en el interior pero allí se ha presentado. Mientras recogíamos los objetos, no sé porqué, pensé que podía querer “un acercamiento”, tal vez un intercambio de palabras. Ni la he mirado, no quería, no me apetecía,…. Sigue siendo un no.

No es que quiera avanza en eso, a la vista está, pero sí lo creo necesario. Por las niñas, por mi, para continuar dejando atrás. ¿Cómo? No lo sé. La tutora de Alba me hizo un comentario durante la tutoría: “Ni un año, el duelo todavía está calentito..”. Tal vez sea pronto.

Y aquí es cuando caigo en la efeméride del día. Ya estamos en 12 de marzo (00:32). Un año del día en el que me confesó lo que ya intuía, lo que sabía. El pasado 7 de marzo hizo un año de, según ella, su primer encuentro. Hoy se cumple un año del segundo y de su confesión. El momento en el que decidimos “intentarlo”, el momento en el que retiré mi coraza, mi brillante armadura, para que en menos de un mes le resultase más fácil “abrirme en canal”.

Hoy he compartido un foto, casualidad, en las redes sociales del Troglodita.


La encontré hoy pero en vista de la fecha puede que no fuese por casualidad. ¿Quién sabe?.

Ahora mismo no me afecta la fecha. Ya falta muy poco para el 1 de abril, 1 año de separación, y poco después mi cumpleaños. Seguro que será muy diferente al del año pasado.

¡¡¡Wow, 1 año, cuantos cambios!!!. No vivo igual, no trabajo de la misma forma,.. desde luego no soy el mismo. Creo que soy mejor, según muchos se nota el trabajo que he realizado. Desde luego, recordando la entrada del 5 de abril del año pasado, he evolucionado.¡¡¡ A ver a donde llego !!!.

Me voy a arropar las niñas. Buenas noches mis amores. Las quiero mis viditas.

P.D.: Me voy contento a la cama. ¡¡¡Me amo!!!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad