04 de Octubre de 2019

01:41. Llevo varios días de mucha tranquilidad. Sabiendo muy poco o nada de mi ex. He podido hablar con las niñas y dentro de esta nueva normalidad todo parece estar como debería, al menos eso creo yo. Las niñas me cuentan mucho de lo que hacen en el cole y muy poco de lo que hacen fuera. Por un lado lo agradezco, por otro espero que no se estén cohibiendo y que simplemente les salga así.

Creo que esta paz de siento se debe, en parte, a que mi ex no ha estado tan presente. Como he dicho intento no saber nada, me mantengo en un 100% de no mirar hacia su apartamento de soltera. Ayuda, la realidad es que ayuda. Con un poco de suerte no la tendré que ver hasta el domingo o, mejor aún, el lunes. A ver como negociamos ese primer día de «en medio» ella y yo.

El día 2 Anabel y yo nos vimos. Es muy fácil habar con ella, a ambos nos resulta muy cómodo y fluido. Casualmente nos vimos en la misma cafetería en la que hablé con la ex-pareja de la mejor amiga de mi ex en su día. Sólo pudimos compartir algo más de una hora ya que tenía un compromiso con mi hermana. Nos dedicamos a hablar de nuestras situaciones y todo lo que compartimos de las mismas. Para mi ha sido un rato muy agradable.

Durante la tarde intercambiamos algún mensaje más. Yo le agradecía el buen rato y me disculpé por no haberle dicho lo guapa que estaba. Ella compartía la misma sensación que yo y me agradeció el piropo. En cuanto tengamos otro hueco repetiremos.

Respecto a lo de no decirle la verdad cuando la saludé, que estaba muy guapa. Siendo sincero creo que me pareció muy «típico» y me lo callé en ese momento. En cierta forma pensé que podía resultar falso o incluso dar la impresión de que buscaba «algo más». Tal vez fueran nervios por el tiempo que hace que no me veía en ese tipo de situación, hablar con una amiga, conocer a una mujer. Me di cuenta de que me había equivocado, decir esa verdad nunca puede ser malo. Esa fue la razón de que me disculpase y por lo que he creído importante dedicarle tantas palabras aquí.

El compromiso con mi hermana y un duelo inesperado,  por la desgraciada muerte de alguien próximo, me impidieron ir a yoga o escalada. Tuve baño de familia que tampoco está mal.

Hoy día entretenido en el trabajo, llevo una racha «no muy buena» en mis últimos turnos de 24 horas. Por la mañana no he podido hablar con Anabel, bueno esto no es del todo cierto. He estado bastante liado pero también tenía curiosidad de si ella contactaría, si tendría «interés». Ha contactado, lo del interés se lo tendré que preguntar. Quedamos en hablar un poco más por la noche, cuando ella saliese de trabajar y yo estuviese un poco más liberado, teóricamente.

Hablé con las niñas durante la tarde. Me han relatado su día en el cole y que habían estado en casa de una amiga de la escuela. Mi hija me ha contado algo de que su madre tenía que trabajar, no la he podido entender muy bien y lo he agradecido. Sólo le pude responder que era necesario trabajar por lo que era perfecto. Se lo dije a la niña pero sé que su madre andaba por allí,  también se lo dirigía a ella.

Mañana recojo a las niñas, ya todo es menos «cuesta arriba». Sabemos el menú de mañana y las actividades de los próximos 3 días. Pinta muy bien este fin de semana.

Posteriormente y como habíamos quedado hablé con Anabel. Esta vez ha sido telefónicamente, ¡¡casi 2 horas!!. Como he dicho me resulta muy fácil, ella lo pone muy fácil. Ambos vamos de cara, puedo que yo de una forma más directa que ella, sin tapujos, sin esconder nada,… No digo que ella lo haga, no la conozco, pero me da la impresión de que mide sus palabras. ¿Prudencia, miedo, una interpretación errónea mía? Tampoco importa, ya veremos.

En esta ocasión si nos hemos dedicado a conocernos algo más. Gustos, formas de pensar, de actuar, de vivir, nuestras expectativas familiares,… hemos tocado muchos temas llevados por la conversación. Tengo que reconocer que tras el encuentro en la cafetería pensé que todavía le faltaba tiempo para superar su separación. Bueno, más bien que todavía necesitaba hablar de ello o que tal vez, hasta ese momento, no había encontrado alguien que la pudiese entender como yo, debido a todas nuestras similitudes. Tras ese «rato» telefónico creo que esa impresión era errada.

En cuanto tengamos otro hueco repetiremos encuentro en persona. Ahora, tanto ella como yo, estamos con nuestros hijos y por el momento no existe razón alguna para exponerlos. En esto último pensamos completamente igual.

Me voy a descansar que mañana va a ser un gran día. Las quiero mucho mis viditas. Lo vamos a pasar genial.

P.D. Al escribir estás últimas líneas he caído en que tengo una sorpresa en casa para las niñas. Les he comprado ropa de cama nueva y la habitación ha quedado espectacular, perdón por la falta de modestia. Lo van a flipar cuando lo vean mañana. Las quiero.

12:49. Estoy terminando con los preparativos para el almuerzo antes de ir a recoger a las niñas. También llevaba tiempo queriendo revisar la entrada del 5 abril, segunda del blog y junto a las del 4 y 6 de ese mes primeras en ser publicadas.

Tenía especial interés ya que son la puerta de entrada a este diario. No las he tocado mucho, simplemente resaltar algunas partes y hacer legibles otras pocas.

Me sorprende bastante ver la lucidez que tenía en ese momento sobre algunos aspectos de todo este proceso. También lo que mi pensamiento ha variado en este tramo que llevo recorrido. ¡¡Cuanto han cambiado las cosas y mi forma de verlas!!. No me atrevo a decir si ha sido a mejor o a peor. Es mi camino, es mi sentir, son mis decisiones y no eludo la responsabilidad sobre las mismas.

Ahora estoy en este punto pero mantengo las mismas ganas de evolucionar. Puedo que incluso tenga más al poder ver el cambio que he logrado hasta ahora.

No creo que haya cambiado tanto, soy el mismo en muchos aspectos, pero este poco significa mucho para mi.

Esta es una de las primeras de las cosas que quería plasmar. La segunda hace referencia a mi momento actual.

Anoche, después de hablar con Anabel, pude escribir en este diario. Hacerlo me sirve para ver muchas cosas, me da la calma para «asentarlas» en mi interior. Me doy cuenta que soy como un libro abierto para muchas personas. Le he enviado un Whatssap a las 2 y pico de la madrugada:

«Como te dije llevo un diario. La verdad es que me ayuda a darme cuenta de muchas cosas. Tú estás en ese diario.

Me ha encantado la charla de hoy, tan fácil y fluida como siempre.

¿Por qué te digo todo esto? Porque es verdad, porque no te dije lo guapa que estabas el miércoles ya que me pareció ‘lo típico’ o que te podría dar la impresión de que lo decía con segundas intenciones.

Pues no, era la verdad, por eso lo hice luego junto a una disculpa.

Bueno, lo dicho, genial la chala, un gustazo comenzar a ver que también eres linda por dentro.

Ahora me voy a descansar. Disfruta del gimnasio mañana  y no te castigues. Egoístamente me gustaría hacer cosas contigo así que cuídate por favor 😉.

Un beso 😘 😘 😘

P.D. Te dije que iba de cara. En realidad no tengo filtro y suelto todo lo que se me pasa por la cabeza, a veces es mucho  🤷‍♂️

Ella sabe que inicié un diario en el que volcaba todo esto. No sabe nada del blog, prefiero que me conozca a mi y no por lo que escribo. No tengo problema en que lo lea, pero todavía no. El blog es mi camino pero este camino no me define completamente. Sin duda es una etapa importante pero hay mucho más.

Me es fácil ir de cara con ella, no sé si estará acostumbrada a tanta sinceridad o a que le hablen sin mediar las palabras. Puede que hasta se asuste pero al no existir expectativas, sólo 2 personas que se quieren conocer, tampoco tenemos nada que perder.

Termino por aquí para salir a buscar a mis viditas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad