10 de Septiembre de 2019

16:08. Las niñas vuelven a estar conmigo, esto me genera mucha paz. Ayer no fue un buen día, eche mucho de menos a mis hijas, me sentí muy solo.

Me gustaría poder brillar, tener luz propia, pero por el momento continúo en la oscuridad. En principio no tiene que ver con mi ex, ya he aprendido a estar sin ella. Por otro lado, el rechazo que me produce no hace aconsejable estar cerca de ella.

Mi sensación es que no se vivir solo, no termino de ser feliz solo. Ayer tuve oportunidades para estar acompañado y a todas les fui diciendo que no. No realicé ni la mitad de las cosas que quería y que utilicé como escusas para no salir. Puede que quisiera regodearme en mi soledad o demostrarme a mi mismo que puedo estar solo.

Lo logré pero mi mejor momento del día fue, sin duda, hablar con mis hijas. No estoy seguro de que a eso se le pueda llamar un triunfo completo.

Además de soledad también experimenté una sensación de bloqueo, de estancamiento. Sentí que no avanzaba, que me había desviado del camino que estoy decidido a realizar. Tengo que reconducirme para continuar creciendo y sanando.

Hoy me he enfadado con su madre y me he dado cuenta debido al cambio de actitud que tuve con las niñas. Estoy contento por haberlo visto y corregirlo sobre la marcha. Darme cuenta y no permitir que me continúe afectando me da alegría. Haber dejado que me afectase me hubiese devuelto al pozo. El motivo del enfado es lo de menos, tiene que ver con unos detalles que me han dado mis hijas respecto a sus vacaciones con «toda» la familia.

Antes de comer les he preguntado a las niñas si necesitaban resolver alguna duda o si me querían hacer alguna pregunta. Me han dicho que se encontraban muy bien y no necesitaban hablar. Me alegro mucho de que ellas puedan vivir todo esto con aparente normalidad mientras yo me veo incapaz ante algunos echos. A veces pienso que el que no es normal soy yo...

Tenemos planes de ir a la playa en un rato. Vamos a tener una tarde genial, espero que sea un paso más en la búsqueda de mi luz.

Hoy ha sido el primer día de cole, esto significa muchos reencuentros. La gente ve el cambio en mi, cambio físico, mi alma va a tardar un poco más. Tal vez ese cambio sólo sea visible para mi mismo cuando lo logre. Sin embargo estoy seguro de que será el que mayor efecto produzca en todo mi entorno. La realidad es que sólo me interesan mis hijas pero creo que afectará a muchas más personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad