02 de Septiembre de 2019

23:44. Las niñas ya duermen, a la mayor le ha costado mientras que la pequeña ha caído muy rápido. Tenía unas pocas décimas de fiebre, vamos a ver si no va a peor esta noche.

Ambas se han dormido en sus respectivas camas. Por un lado estoy contento, sé que amaneceré con ellas pero es el primer paso para «recuperar» el dormitorio. Por otro lado estoy triste por no contar con su calor en la cama, a ver si soy yo el que se va a su dormitorio esta noche.

La recogida de las niñas, esta mañana, ha sido tranquila. Con un poco de retraso pero bien, sin palabras y sin mirarnos a la cara. Este es el primer ciclo de 4 días, a ver como llega mi hija pequeña a la cuarta noche.

Personalmente he sentido mucho rechazo hacia mi ex esta mañana, durante la recogida. A partir de ahí ha ido muy bien. He podido disfrutar cada momento con mis hijas y ella casi no ha estado presente, estoy contento.

He decidido que por el momento limitaré el envío de fotos de las niñas a su madre. No es un castigo ni nada por el estilo. Simplemente, debido al rechazo, me irritan sus respuestas a las mismas por lo que, de esta forma, me ahorro esos momentos. Soy consciente de si ella hace los mismo lo pasaré mal pero prefiero que nada me rompa mis buenos momentos con las niñas.

Ayer también decidí dejar de hablar aquí de la vida de mi ex si no me afecta emocionalmente. Puede que haga alguna anotación de algún echo relevante para tener esa referencia pero no lo publicaré en el blog.

Mi hija mayor se ha quejado durante el día de dolor en la espalda. Una vez dormida su hermana le he realizado un pequeño masaje. Tiene el músculo «longísimo del dorso» derecho como una cuerda de piano, el izquierdo también presenta tensión. Se lo he intentado relajar un poco y parece que se ha aliviado. Tendré que continuar estos días. También, en la cama, se ha quejado de dolor de barriga pero eso lo hemos aliviado hablando.

Hablamos mucho durante la tarde y sobre todo una vez que se ha dormido su hermana. Le he preguntado al respecto de las discusiones que ha tenido con su madre, no los motivos o las conversaciones. Este echo se lo comentaron ayer sus abuelos maternos a mi hermana en el encuentro que mantuvieron.

También le pregunté como se sentía al respecto y si necesitaba decirme algo. Me ha comentado los motivos de un enfado que tuvo en la celebración del cumpleaños de su madre. Sólo le he podido decir que ese tipo de cosas las tienen que solucionar ellas dos, mi hija y mi ex. Yo siempre estaré para escucharla si lo necesitaba. Aunque con otras palabras acordes a su edad, le he comentado que si necesitaba un poco de distancia tenía que avisar. Todo esto en ambos sentidos, si lo necesita conmigo puede avisar a su madre.

La niña se ha comenzado a abrir y me ha dicho que el dolor de barriga se debía a que estaba preocupada por su hermana. Al parecer, ya durante las tardes, tanto el hijo del novio de mi ex como mi hija pequeña, se pasan 2 meses, no congenian muy bien. A mi hija mayor le gustaría que se llevaran mejor ya que han llegado a las manos en alguna ocasión. Le he dicho que son cosas de niños, probablemente por el cansancio de estar todo el día juntos o, también, demandando atención de sus respectivos padres. En cualquier caso ella no tiene que preocuparse por eso, es cosa de su madre y del padre del niño, ellos son los que tienen que resolver.

Tratamos algo del mucho tiempo que comparte su madre y este chico. En parte le sorprende y en parte lo ve normal siendo amigos. Son decisiones de tu madre ha sido mi respuesta.

Le he dicho que es libre de contarme todo lo que quiera.  Yo tenía la impresión de que, en algunas ocasiones ,se guardaba cosas pensando que me podían molestar. Ese no es el caso y yo estoy encantado de escuchar todo lo que me quisiera decir.

Tanto la barriga como la espalda le han comenzado a doler este fin de semana. Le he preguntado si se lo había dicho a su madre, si había podido hablar de esto con ella. Su respuesta ha sido que no, según me dijo quería haberlo hecho pero o no encontraba el momento o bien se le pasaba y ya se le olvidaba.

La verdad es que no se si hablar yo con su madre para que hable con la niña o no hacer nada para no «meterme en su vida». Le he repetido lo mismo:

—Como te he dicho a mi me puedes contar lo que tú quieras, sientas, lo que necesites,…

La niña se ha quedado muy tranquila y en cierta forma yo también al ver su «madurez». Hemos quedado en repetir estas conversaciones.

Como he indicado esta es la primera noche el primer turno de cuatro. Ya le he enviado un mensaje a mi ex de que gustaría comenzar con cinco noches el próximo mes. Mientras menos la vea mejor y ahora con la escuela eso va a ser mucho más fácil al recoger y entregar a las niñas en el cole. De verdad mientras menos contacto mejor con este rechazo tan grande que siento. Lo gano en salud seguro.

Me retiro a la cama. Buenas noches mis amores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad