09 de Agosto de 2019

12:51. Ya tengo a mis hijas conmigo. Ellas tienen la capacidad de proporcionarme la paz que no soy capaz de encontrar solo.

Ayer, según el plan previsto, playa y escalada. No había tenido noticia de las niñas en todo el día por lo que supuse que mi ex estaría trabajando. Al salir de escalada tenía un par de fotos de las niñas en la playa. También un mensaje de mi hermana para dar un paseo por la avenida de la zona de baño donde creo habían estado las niñas.

Inicialmente le iba a contar que me marchaba a casa pero luego pensé que irme a casa desde esa hora (20:25) igual no era lo más conveniente. Le envié un mensaje a mi ex para que me avisara para llamar a las niñas y otro a mi hermana para encontrarnos en la avenida.

A esa hora las niñas ya se habían marchado por lo que no tendría ningún encuentro no deseado, aunque habría pagado por ver a las niñas. Al llegar a la zona recibí un mensaje de  mi ex donde me avisaba que sería antes de acostar a las niñas, que acababa de llegar. Imagino que no le gustó el sin sentido de estar presente ella como el día anterior.

Con mi hermana pude sacar algo más, aunque terminé con ganas de llorar. Terminamos dándonos un baño en la oscuridad, no me acuerdo cuando fue la última vez que lo había hecho.

Ya en casa pude hablar con las niñas, estaban muy cansadas. Su madre había trabajado y fueron sus padres los que las llevaron a la playa. Entrada la tarde si se presentó ella con su pareja y ya finalizaron la tarde todos juntos. Posteriormente subieron a casa de los abuelos y cuando se fue el chico ya comenzaron con los baños. Resumen dado por mis hijas.

Todo esto me hace ver que estaba conmigo por miedo a lo de fuera. Cambió y cuando encontró otra persona a la que anclarse se marchó. Me demuestra su gran egoísmo. Aunque me hiciera un favor no deja de ser doloroso. También duele como me ha sustituido por completo, incluso dentro de su familia.

Me he ido relativamente pronto a la cama, estaba muy cansado. Sobre las 6 de la mañana me he despertado y la cosa se me ha complicado. Mi mente ha comenzado a hacer lo que también se le da. A construido situaciones que no existen y nunca existirán. Algunas las he podido cortar otras me han acompañado por lo que no ha sido un amanecer agradable.

A la hora acordada he ido a recoger a mis hijas. Me las he encontrado fuera paseando. Aroha se me ha abrazado nada más verme. Agara y yo no nos hemos dirigido la palabra, no la he mirado ni a la cara, en realidad ni la he visto.

Las niñas me han puesto al día de sus actividades con el nuevo amigo de su madre estos días. Sigue sin hacerme gracia pero esta es la vida de mis hijas ahora.

La mayor me ha dicho que le ha dolido mucho la barriga y le ha costado mucho dormir. Según me dijo el dolor comenzó ayer en la playa, al llegar su madre con compañía. El día anterior más o menos igual. Ella no sabe la razón, sólo sabe que le duele. Le he dicho que si necesitaba preguntarme algo o si había algo que no entendía podíamos hablar esa noche. Me ha dicho que perfecto.

Voy a pasar una súper tarde con ellas. A por la tarde mis amores. Las quiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad