25 de Julio de 2019

11:21. Anoche me habría gustado escribir pero la desvelada del día anterior pudo conmigo y me quedé dormido con las niñas.

La mañana transcurrió bien, las niñas terminaron de ver Dumbo. Yo evité acercarme, ya conozco mis reacciones a las películas infantiles. Tenía varios planes para cuando terminara pero los deseos de las niñas pesaron más. Curiosamente eso tampoco salió, terminamos doblando y colocando ropa. Las niñas me pidieron aprender a doblar ropa como lo hago ahora.

Emocionalmente acudió a mi rescate la seguidora del Troglodita. La verdad es que me ayudó e incluso tuvo la capacidad de arrancarme una sonrisa.

La tarde también ha sido buena. Las niñas no querían ni oír hablar de la piscina por lo que, después de ir a comer a casa de mis padres y un intento de compra de pantalones para mi, nos fuimos al rocódromo.

Mi hijas tienen un talento natural. Han permitido que la mayor comience en un grupo de edad superior al suyo, aunque es cierto que está próxima a entrar. Después de probarla me han dicho que con un par de semanas en ese grupo podría pasar al avanzado. La pequeña está bien donde está pero, como sospechaba, sus movimientos en la pared no son normales para su edad. La llevé por libre mientras su hermana asistía a la clase. Nada más verla moverse el monitor de la mayor me ha venido a preguntar por el tiempo que llevaba practicando. Me ha confirmado que sus movimientos no son, ni de lejos, los habituales para su edad. Los está desarrollando de forma innata. En fin, orgulloso de mis hijas.

Por la noche, en casa de mis padres han hablado con su madre. Como de costumbre les he dejado el teléfono y me he retirado. Mientras menos sepa mejor.

El trayecto de vuelta, después del baño y la cena en casa de mis padres, lo han hecho dormitando. Al pasar por debajo de la casa de mis ex-suegros creo que he visto llegar a la pareja de mi ex y a ella esperándolo en la puerta.

Se feliz—es lo único que he podido pensar.

Las niñas no tardaron en dormirse una vez en casa y yo con ellas. Me he despertado a eso de las seis de la mañana. No he tenido un buen sueño, creo que es lo que me ha despertado. Recuerdo que estábamos en una especie de teatro donde el público asistente eran todos nuestros conocidos. Ella y yo también nos encontrábamos entre el público. La presentadora del espectáculo resultó ser la hermana menor de su mejor amiga y me hizo subir al escenario. Aunque inicialmente no quería, inició un juego de preguntas. Era como si no supiera nada de nuestra separación o bien quisiera ir a «hacerle sangre» a mi ex. A medida que respondía las preguntas que me iba haciendo mi ex se iba incomodando hasta que no pudo más y se levantó. Se encaró conmigo y después de lanzarme reproches me comunicó que no pasaría a buscar a las niñas. En ese momento me desperté. Yo también me sentía muy incomodo en el sueño.

Hoy nos hemos levantado con el despertador, relativamente temprano. El plan era ir a desayunar fuera antes de que su madre las recogiera. He llorado al despedirme de ellas en la cama. Mi hija mayor me ha acompañado con un largo abrazo.

El desayuno ha ido perfecto, me encontraba muy bien. La entrega ha sido rápida y en mi tónica con ella. Hola y listo. He vuelto a llorar de regreso a casa.

Al llegar he visto que no le he entregado las mochilas de la piscina. Le he enviado un mensaje preguntándole si se las acercaba entre hoy y mañana. También le he hablado sobre reconsiderar la actividad de piscina y la de escalada. Mis hijas últimamente no quieren saber nada de la piscina. Le he comentado las novedades de escalada y le he propuesto que se lo piense, a ver que me dice.

Por último le he dado los detalles del viaje relámpago que haré con las niñas este domingo. Implica varios medios de transporte por lo que le he dicho que la iría avisando, es lo que me gustaría que hiciera ella conmigo.

Ahora tengo muchas ganas de salir a correr pero hace demasiado calor. Ya veré que hago.

Les deso la mejor de las tardes mis amores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad