13 de Julio de 2019

00:45. Pues nada, finalmente su madre si que ha contestado. ¿Su respuesta? Pues después de confirmar que vendría antes:

—Gracias por informar. Hablaré con ella. Necesita más tiempo a solas conmigo. Ella y su hermana se me disputan. Me abarcan, me absorben, me hablan a la vez, se pisan hablando.—Yo me preguntaba si realmente había leído lo que yo le había puesto. ¿Se estaba culpando por esto?.

He querido ser transparente con ella y he compartido todo lo que he hablado con la niña:

—Le pregunté desde cuando estaba con esos miedos. Llegamos a la noche en que se cayó de la cama en casa de tu hermana. Para que quede claro, no la he llevado a ese hecho ni nada por el estilo. No he opinado al respecto ya que no es asunto mio. No te lo digo para que te sientas mal. Te lo digo para que sepas todo respecto a las niñas.

A continuación le respondía a su mensaje inicial:

—No se si ese es el caso o simplemente es lo último que te he puesto o, lo más posible… por algún lado tenía que manifestar la niña toda esta situación.

Creo que aquí dio la conversación por finalizada. Se despidió con:

—Ok gracias. Tranquilo, todo pasa. Descansa. Buenas noches.

Esto no lo leí hasta después ya que el mensaje entró mientras le escribía sobre mi preocupación de que la niña lo estuviese manifestando así y en lo que se me parecía físicamente a sus crisis de ansiedad. Cuando vi esta última respuesta suya ya no pude más, creo que es por lo mal que llevo todas sus respuestas de este tipo («tranquilo todo pasa»)

—Sí, y el tiempo todo lo cura… Buenas noches.—No quería saber nada más de ella.

He puesto el móvil en modo avión y me he puesto a vomitarlo aquí. De verdad que no la entiendo.

Nada, espero no haberle jodido la noche. Ya me voy a «descansar» mucho más tranquilo gracias a ella…

 

11:40. La niña se ha despertado dos veces esta noche. Sollozaba y se quejaba de dolor de barriga. Cuando me he levantado para ir a trabajar ellas también lo han hecho, ya estaba más tranquila y las he dejado de muy buen humor.

Durante el trayecto al trabajo su madre ha respondido, lo he visto al parar para tomar un café. Le he contado la noche de la niña y también que la había dejado tranquila. A partir de aquí me ha dado su explicación. Me ha sentado como una «masterclass» no solicitada. Solo le he respondido con el dedito arriba, 👍.

Básicamente me ha dicho que forma parte de su desarrollo evolutivo y su crecimiento emocional/afectivo. Que lo había hablado con su terapeuta y que él la veía muy madura en este aspecto pero que no era perjudicial.

Rato después la niña contactó con su madre para decirle que sí iba a escalada. Su madre me ha dicho que en el fondo sabía que eso ocurriría, que son comunes esos cambios de opinión. También me dijo que esta noche hablaría con ella y que la seguiría acompañando. Misma respuesta por mi parte, 👍.

No quiero entrar en sus valoraciones que a mi no me tranquilizan. Si a ella le sirven me alegro mucho. Yo necesito verlo en la niña y no en palabras de terceros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad