11 de Julio de 2019

08:36. Ayer fue una buena tarde. Ella estuvo presente pero no con la intensidad de otros días. He podido ser y estar con las niñas.

La mayor está un poco resfriada y ha tenido una noche inquieta. A esta hora aún duerme y no es normal en ella. Además, le costó bastante quedarse dormida. Me decía que le ocurría algo extraño, no se sentía segura, como si fuese su primera noche en casa. Esto ha despertado mis alarmas respecto a que fuese ansiedad o algo similar. La ansiedad tiene cierto componente hereditario y si lo sumo a todos estos cambios… Al final me he quedado dormido con ella y hace ya bastante tiempo que quería salir de la cama pero, por otro lado, me maravillaba por tenerlas junto a mi y me he obligado a permanecer otro rato en la cama.

A los pensamientos sobre la ansiedad de la mayor y los otros tantos que me llegaron de su madre no les he dado ni la menor oportunidad de continuar «Perdoname, Lo siento, Te amo, Gracias». No puedo permitirlo.

De igual forma cuando las niñas hablaron con su madre anoche, lo hacen con el altavoz puesto, yo las dejé solas. No quería escucharla ya que cualquier cosa que ella diga seguro que me va a afectar y me va a producir infinidad de pensamientos que tendré que cortar o que me terminaran haciendo daño siendo cosas que solo están en mi cabeza.

Buenos días mis amores, estoy deseando que despierten.

23:29. Continuamos sumando buenos días. Hoy ha sido un día especial. Mis hijas y yo nos hemos desplazado a otro municipio para poder ver un gran espectáculo. La verdad es que ha merecido la pena cada segundo invertido. Las caras de las niñas me han pagado el esfuerzo con creces.

Han llegado rendidas a casa lo cual me da tiempo para poder agradecer por aquí el día de hoy. No puedo decir que ella no estuviese presente, lo ha estado, me habría encantado poder compartirlo con ella porque se que lo habría disfrutado tanto o más que las niñas. Pero ella está haciendo su vida y aunque me duela solo puedo alegrarme por ello.

¿Dolor y alegría son compatibles? Al parecer sí. Me duele por mi y me alegro por ella. Me duele de tal forma que hoy me he planteado seriamente hablar con ella para preguntarle si sería posible no verla, que me entregara las niñas su madre o su padre. Hasta ese punto me duele verla.

Hoy también, el Troglodita, ha tenido oportunidad de leer la historia de uno de sus seguidores. Muchas son las personas que me están pidiendo ayuda o consejo mediante mensajes privados ¡A mi! Cuando yo acabo de iniciar este camino. Sólo me atrevo a escuchar (leer) y recomendar lectura.

Sin embargo gracias a la chica con la que el Troglodita habla hace tiempo y su historia he podido ver la mía propia reflejada. Esto me ha permitido ponerle sentido a preguntas que mi terapeuta me hizo hace tiempo «¿Por qué aguantaste?¿Para qué?«. Desde luego las cosas se ven mucho más claras estando fuera que con los pies dentro del charco. Me he visto planteándole esas mismas preguntas a esta chica.

Continúo avanzando en este camino. He finalizado las Hojas de Ruta de Bucay y ya tengo otros dos libros pendientes, recomendación indirecta de la amiga de mi hermana. Si son como el primero que me recomendó la cosa promete. Me he propuesto también releer varios de los ya leídos, pero permitiendo que se asienten más profundamente en mi. De momento comenzaré con esa primera recomendación de la amiga de mi hermana.

También sigo dando pasos en soltarla. Me intento desvincular de todo lo que, de una u otra forma, me vinculan a ella. Lograrlo al 100% será imposible ya que tendría que cambiar de vida. Es mucho lo que hemos compartido en estos 24 años. Al menos, de momento, lo intento con lo que más dolor me produce.

Hoy he pensado que en unos meses estos 24 años se resumirán en «dos hijas y estos folios del acuerdo». Que triste me continúa pareciendo. Prefiero volver a evitar estos pensamientos y todo lo que suponen para mi.

¡Hoy ha sido un gran día! Me quedo con eso.

Los libros que me voy a leer son:

Voy a comenzar a leerlos ya. Buenas noches mis amores. Espero que disfrutaran tanto como yo. Las amo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad