02 de Julio de 2019

17:00. La noche, como era de esperar, a contado con su presencia. No ha sido como otras tantas veces, esta noche si he podido descansar. Eso si, antes de las siete de la mañana ya me sobraba la cama.

Durante la mañana me ha continuado atormentando la imagen que describí anoche. Por suerte me he puesto en activo y me la he logrado sacar de la cabeza. El otro lado es que he sido poseído por «Don Limpio» y le he dado un tremendo repaso a toda la casa, desde la puerta de la azotea hasta la del garaje. He bajado alguna cosa más al garaje, ya veré si la aviso o directamente las tiro.

A primera hora les envié un audio a las niñas de buenos días. Me respondieron casi a las once de la mañana. Que linda mi hija mayor diciéndome que no estuviese triste, que ya faltaba poco para vernos. También su madre se ha puesto en contacto para enviarme una foto de la niña con mi madre, la actividad  a la que la ha llevado estos dos días está próxima al centro de trabajo de mi madre. Ha aprovechado para preguntarme si mañana las podría llevar a piscina. Lo lamento mucho mis amores pero mañana, como ustedes saben, tengo turno de 24 horas y me es completamente imposible. Imagino que su madre tendrá trabajo en ese horario.

Después de eso mil ideas inundaron mi mente. ¿Tendrá trabajo?¿Será ocio?,… Me ha costado pero Ho’oponopono estaba ahí y esta vez si me ha ayudado. Sea cual sea la razón son las circunstancias de su vida y a ellas se tienen que adaptar las niñas. También es algo que ayudará, digo yo, a que su madre continúe aprendiendo como es la realidad de la vida.

Buenas tardes mis amores, que se diviertan mucho. Las quiero.

22:41.

Ver esta publicación en Instagram

#despertandoconsciencia🕉💖

Una publicación compartida de El Despertar De La Consciencia (@el_despertar_de_la_consciencia) el

Acabo de encontrarme con esto en Instagram y me ha hecho gracia. En mi caso salió un diario. No lo considero literatura, no tengo las tablas ni el conocimiento para mirar tan alto. ¿Arte? Este término es tan amplio y subjetivo que pensándolo detenidamente no puedo decir que no, lo dejo al juicio de quienes lo lean.

Mi hermana me ha acompañado al centro de escalada, le ha picado el gusanillo de por lo menos probar. En el trayecto hemos hablado de como estoy y le he contado mis últimos días, lo que he sentido y lo que se me ha pasado por la cabeza. También le he dicho que en cierta forma no deseo que vuelva:

—me gustaría que se diese cuenta de que las formas, la manera, no fue la mejor.

—¿Y de qué forma? No existe alguna que te hubiese gustado, tú no querías este desenlace.—Como siempre su respuesta dio en el clavo.

Ahora mismo estoy solo en casa y me encuentro bastante tranquilo, no estoy triste ni decaído. Solo, evidentemente, solo y preguntándome que tal estarán las niñas. En cierta forma también me preocupo por ella pero no existe ansiedad ni dolor. Creo que ella espera que todo esto se normalice con el tiempo y nos podamos tener cariño. Continúo muy dolido, más bien enfadado, para poder considerarlo siquiera.

Hoy me he dado cuenta de que llevo mucho tiempo culpándola por la «comunicación» que tenemos. Sin embargo yo he contribuido a que sea de esta forma. Ayer, mientras hablamos de los gastos de estos meses, comenzó a hablarme de un cambio de maestros en la escuela. Yo le respondí que eso no afectaba a nuestra hija y ahí cerré la comunicación, ella continuaba escribiendo y yo le envié un mensaje de «Adiós, conduzco». Envió otro Adiós y listo.

Puede que quisiera contarme algo más o simplemente que se relajase. Yo pensé:

«¿A qué viene esto ahora?. No quiero hablar de otros temas y me salta ¿con eso?. No, ahora soy yo el que no quiere continuar con esta conversación, no me interesa de ti

En cierta forma le quise devolver lo mismo que he sentido que ella me enviaba. Sólo las niñas, pues sólo las niñas. Tengo claro que si mi actitud va a ser esta no va a mejorar la comunicación pero me salió de tan adentro que no pude pararlo. Además de que no creo que hubiese sido sano detenerlo.

Las niñas y yo hemos intercambiado audios esta noche por las clases de escalada. Ya falta muy poco mis amores, la noche de mañana y estarán de nuevo en casa.

Buenas noches mis amores. Las amo chicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad