29 de Junio de 2019 – Y de repente, se fue.

22:58. 29 de junio, hoy cumpliríamos mes y yo me estoy alegrando por no poder recordar el sueño que he tenido. Estoy seguro de que estaba en él pero no logró recordar que ocurría.

En un ratito voy a buscar a las niñas y espero no verla, aunque se que muy probablemente será ella quien me las entregue.

«¿Te has acordado tú de mi?«

Estas líneas me las envié por Whatssap a mi mismo esta mañana temprano. Me he levando a esa hora para que me diese tiempo de salir a trotar un poco, antes de ir a por las niñas y llevarlas a escalada.

En efecto ha sido ella la que me las ha entregado en casa de su hermana. También me ha preguntado si yo las podría llevar a piscina el próximo lunes ya que ella tiene terapia. Le he respondido que tenía una cita.

—Si la logro cambiar las podré llevar, ya te diré algo.

—Si no pueden ir tampoco pasa nada—fue su respuesta.

Nuestra comunicación continúa igual, todo esto ha sido por Wahtssap antes de recoger a las niñas.

La realidad es que tengo ocupada la mañana del lunes. Para la tarde tengo planes conmigo. En ese momento me debatía entre «facilitarle» o no las cosas a ella.

Con las niñas ha sido un día genial. Continúan progresando en la escalada. Una vez finalizada nos hemos ido a casa de mi hermano para celebrar el cumpleaños de mi cuñada. Las niñas se han reído mucho.

Antes de llegar al cumpleaños les pregunté a las niñas si querían ir a piscina, la menor quiere pero la otra no ¿Ahora que hago? Es para el lunes, igual se ponen de acuerdo antes de ese día.

Durante la celebración se ha dado una conversación curiosa entre mi hermana y mi hija mayor. La niña le ha dicho que se lo pasa mejor el tiempo que está conmigo ya que hacemos más cosas.

Con mamá es más estar encerradas en casa.

Mi hermana no buscaba esa comparación ni ninguna otra pero eso ha sido lo que ha expresado la niña. Más dudas que me surgen a mi respecto a la piscina del lunes.

De vuelta en casa hemos salido con las bicis y han estado un gran rato jugando con sus amigas del barrio. Luego ducha, cena, cuento y a dormir. Antes de subir (21:31) he mirado el móvil por última vez para ver si su madre había contactado. Nada. Al bajar hace un rato, con las niñas dormidas, he visto que contactó a las 21:37. Rato después ella misma ha entendido que estaría «durmiéndolas». Me he disculpado con ella y le he dicho que habíamos subido un poco antes.

También, y de forma constructiva, «para mejorar», le he indicado que saber las comidas que han hecho las niñas yo lo utilizo para intentar no repetirles comidas en tan corto espacio de tiempo. Que eso es más o menos fácil dependiendo de cuando tengo esa información, me la pasó con los mensajes enviados esa noche.

Creo que a ella le da un poco igual ya que, habitualmente, no es la que cocina en casa de sus padres y tampoco creo que pueda variar el menú conociendo como son las cosas por ahí. Para mi, decírmelo cuando las niñas ya han comido y cenado un día conmigo… pues mejor que ya no me diga nada. Ya he comprado la comida para mañana y ya les había consultado a las niñas sobre lo que habían comido.

Hoy he tenido que recurrir a las palabras mágicas en pocas ocasiones. La he tenido presente pero no como en días anteriores. Poco a poco la dejo ir, poco a poco me voy «relajando». Tengo miedo, como dice Beret, a ser yo quien se de por vencido en aspectos como la comunicación respecto a las niñas y que, si algún día ella reacciona, sea a mi a quién ya no le importe. Ojo que hablo de aspectos de las niñas, no de nosotros, ese es un tema que hoy no contemplo. Hoy digo.. Y de repente, se fue. Puede que sólo sea un espejismo pero por aquí se empieza.

Ya he terminado el segundo libro de las Hojas de Ruta de Bucay. Lo reconozco, algunas partes se me han hecho pesadas pero he logrado sacar enseñanzas de el, sobre todo de su parte final. Me animo a pensar que continúo en el camino, lo que me hace avanzar en este proceso de separación. Me queda mucho en ambos sentidos pero lo importante es que continuo adelante.

Buenas noches mis amores. En un ratito estaré con ustedes. Las quiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad