25 de Mayo de 2019

11:04. La noche no ha sido bueno. La grande ha estado muy inquieta y la pequeña, además de resfriada, ha pedido la tetita varias veces. Poca leche le tiene que quedar ya a su madre pero ese consuelo tardará tiempo en dejarlo atrás.

Me he y me han despertado en muchas ocasiones. Tal es así que cuando no he aguantado más en la cama, pensando que no había puesto el despertador, me he dado cuenta que no eran ni las siete de la mañana. Este despertar ha sido casi como «en los viejos tiempos», la grande ya estaba abajo viendo la tele y la pequeña se nos ha unido un poco después dándome un cálido abrazo. «Sólo» faltabas tú en la cama para ser como era.

Después de regodearme un rato en ese pensamiento les he preparado unos creps vegetales a las niñas, se los tenía prometidos desde la última vez. El día se ha levantado lluvioso y frio pero, por suerte, su día de prueba en escalada es en interior por lo que aquí estamos y ellas lo están pasando genial. Me planteo apuntarlas viendo lo contentas y concentradas que están pero si su madre no quiere puede ser muy complicado ya que la mitad de los sábados están con ella.

Esta mañana me preguntó respecto a la noche de la pequeña, le he respondido con un «bien» y parece que le ha bastado. Si le tuviese que decir algo puede estar seguro que no esperaría a que preguntase.

Cuando termine la actividad nos iremos a buscar sus sandalias para la boda y de ahí a comer en casa de mis padres. A ver como voy avanzando de ánimos.

23:26. Al salir del centro de escalada paramos en la cafetería de una estación de servicio próxima al centro comercial donde continuaríamos la búsqueda. Nos sentamos para el segundo desayuno de las niñas y cometí el error de sentarme frente a una venta que daba a la carretera, la misma que lleva a la casa de ¿su pareja?. Cuando me he dado cuenta estaba mirando los coches en busca del de ella. Las niñas desayunaron bien y, a pesar de todo, pasamos un buen rato.

Por fin hemos encontrado unas sandalias de nuestro gusto y ya tenemos el vestuario completo para la boda, otra cosa menos.

La tarde en casa de mis padres ha transcurrido bien. Se ha reunido toda la familia y hemos estado mirando algunos preparativos para la boda, entre ellos la selección de canciones indispensables. Muchas de estas canciones me la recuerdan a ella, algunas describen su hartazgo aunque todavía no comprenda a que.

A medida que avanzaba la tarde mi hija pequeña comenzó a decaer. Pensando que podía empezar con décimas de fiebre por su resfriado nos preparamos para volver a casa. El plan había cambiado a ver una peli en casa durante la tarde.

Finalmente, en casa, lo pasamos genial. Las décimas no aparecieron por ninguna parte y disfrute de la película con mis hijas. Una vez finalizada contactó su madre y le comenté que la avisaría después de tenerlas bañadas. Mi hija mayor no quiso hablar con ella por segundo día consecutivo. Le hice varias preguntas pero no me dijo nada. Me preocupa bastante pero creo que es una situación que tendrán que resolver ellas.

La pequeña le contó la experiencia de la escalada, pareció interesarle aunque no se si estaría dispuesta a llevarlas o a facilitarme que lo haga yo. De nuevo me dio la impresión de que lloraba al hablar con ella, tal vez por la situación con la mayor.

El martes volveré a estar con las niñas. Le propondré a mi hija que me haga un dibujo de lo que le ocurre con su madre, a ver si saco algo en claro y puedo ayudar a la niña en este proceso.

Imagino que mañana se llevará a las niñas a la velocidad de la luz. Ya le he enviado el mensaje con el resumen de las comidas que han hecho las niñas, no tengo nada más que decirle por lo que ha sido muy corto. Evidentemente no he recibido respuesta, tampoco la esperaba, continuamos en nuestra tónica.

Me voy a dormir. Buenas noches mis amores, mañana disfrutaremos de un ratito antes de volver a echarlas de menos. Las quiero mis viditas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad