17 de Mayo de 2019

06:41. Esta noche no has estado en mis sueño, tampoco he soñado nada relevante pero ha sido un alivio no tenerte también por ahí. A las 05:16 me ha llamado nuestra hija pequeña. He ido hasta su habitación y me pedía que me quedase con ella. La he invitado a venir a la cama grande pero me ha dicho que quería estar con su hermana. Al final me he acostado a su lado, la pobre estaba helada. Veinte minutos después me he cambiado de cama, ella no se ha vuelto a despertar.

Quería estar con su hermana. Esas palabras me han traído a la mente las que me dijo mi hermana al comentarle como había ido la tarde «Los niños se adaptan rápidamente».

Sí, ellas se adaptan pero esa palabra no me suena nada bien. Adaptarse a algo impuesto es bueno, si lo pienso para eso las educamos, para que se puedan adaptar fácilmente a los cambios futuros. Soy yo el que llevo muy mal los cambios impuestos y sin embargo también me adapto, como ya he dicho. ¿Tengo otro camino?.

Ahora pienso que lo de ayer es sólo un espejismo y que volveré a tener días malos. Por desgracia estoy seguro que será así pero es necesario continuar ya que tú no quieres/puedes estar, ya que tú has decidido iniciar una nueva vida y nos has obligado al resto a hacer lo mismo. Adaptarse, conformarse, continuar, asumir,… todos me parecen sinónimos ahora mismo.

Bueno, a ver que nos depara el día. Buenos días mis amores.

22:47. Pues el día me ha deparado de todo. He dejado a las niñas en el cole y mientras esperaba por mi hermana me he ocupado lavando las sábanas de verano y reordenando la ropa de las niñas para tener más espacio, comenzar a retirar ropa de invierno y metiendo ropa de verano, etc.

Estas tareas las he realizado mientras lloraba en algunos momentos. No esperaba que el espejismo de esta mañana se desvaneciera en tan solo un par de horas.

Por suerte ha llegado mi hermana y me ha rescatado. Me ha sacado de casa y me ha venido muy bien.

Una vez con las niñas hemos ido a celebrar el cumpleaños de mi hermano. Lo habitual habría sido mañana pero como no estarán las niñas lo hemos realizado hoy. Las niñas lo han pasado genial y yo he tenido la mente ocupada en otras cosas.

Ya en casa hemos colocado los adornos de las cortinas que las niñas habían pintado. Ha quedado precioso y por fin terminado. Me han pedido que te envíe una foto pero no lo veía claro. Luego la pequeña me ha pedido enviarte un audio, a eso si que no me negaré nunca si el momento lo permite.

Finalmente, después de hablar contigo se ha enviado la foto «Que chulada» fue tu respuesta. Sí, ha quedado muy bien. Después de que se durmieran las niñas he visto tu mensaje de que las recogerías mañana a las 10:30. Cerrado, sin preguntas. Ya veo como haces las cosas. Yo por mi parte te he dicho OK, te he puesto el resumen de las comidas y la cita de las vacunas de la niña.

Durante la tarde encontré una frase en Instagram que ahora me hace pensar mucho:

«Y de repente, ella cambió. Se volvió una mujer completamente diferente, con una nueva mentalidad, una nueva perspectiva, una nueva alma.

La chica que antes se preocupaba por todo y por todos, ahora lo único que le importaba era ser feliz siendo ella misma»

Creo que te define muy bien en muchos aspectos y me trae preguntas a la cabeza; ¿Tan infeliz eras a mi lado? En terapia mi terapeuta habló de tristeza, yo creo que era infelicidad.

Esto me hace sentirme culpable y se que no lo soy o al menos no el único culpable. Soy consciente de que no estábamos bien pero infelicidad… Me cuesta entenderlo profundamente.

Seguramente es algo que nunca sabré con certeza ya que no se cuando tú y yo podremos volver a mantener una conversación sobre estos temas. Tampoco tiene importancia, salvo la de poder entenderlo y aún así tampoco la tendría ya que no serviría para nada.

Mañana me separo de nuevo de las niñas. Esta noche me han pedido dormir conmigo, ellas también lo saben. La pequeña te propuso playa para mañana. Tú, en tu dejarte llevar a ver que te depara el día, le dijiste que podría ser un buen plan. La niña habló de ir juntos y le tuve que decir que yo no iría. Ya no pinto nada a tu lado.

Es triste pero según mi hermana tu actitud y forma de proceder es la mejor para poder avanzar. Lo siento pero me cuesta verlo así. He vuelto a llorar hoy, sigo estando en el pozo y sin ganas de salir de el. Ahora lo pienso y puede que ese pozo sea lo único que me une a ti ahora mismo. No te he soltado aún.

Mañana tengo la despedida de soltera. A ver que me depara. Espero pasar un muy buen rato y si es posible no tenerte presente. A ver si lo logro. Creo que todos los asistentes estás  al corriente de mi situación/estado de ánimo. Además no seré el único que está pasando por algo similar. Ya le he dicho a mi hermana que el día de la boda nos ponga a todos juntos en la misma mesa, que tenemos mucho que «compartir».

Lo dejo ya por hoy. Buenas noches mis amores. Gracias por el regalo de acompañarme esta noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad