08 de Mayo de 2019 – Parte II

23:27. Día complicado el de hoy. Me quedo con lo principal para mi:

  • Mejor momento de mi hija menor: Ir a la playa
  • Mejor momento de mi hija mayor: Comenzar piscina
  • Peor momento de mis hijas: Ninguno

Hoy nos hemos visto dos veces y en ambos momentos hemos discutido.

La visita al médico muy bien, aunque espero que te des cuenta que la dieta de los últimos días en casa de tus padres no ha sido la más adecuada. Le han mandado un par de pruebas a la niña, nada serio, pero mejor comprobar y descartar.

Luego hemos hablado del tema piscina. Te he comentado que lo que me explicó la niña no me ha gustado «Mamá ha decidido que me acompañará al vestuario».

Me respondiste que no había sido de esa forma y yo te creo pero tienes que entender que antes de proponer nada de eso deberías de contar conmigo, si las niñas me corresponden a mi. Eso que tú siempre le has exigido a todos, «antes de decirle nada a las niñas se consulta con sus padres». Por favor, aplícatelo.

También hemos hablado de que no fuesen a equitación el otro día. Lo siento pero que estés trabajando no me parece la mejor escusa, tenías el resto de la tarde y ademas me podías haber avisado para llevarlas yo. No es importante, lo sé, pero por favor cuenta conmigo. Nuestra hija me ha dicho que ella quería ir, de todas formas ya las llevo yo mañana, no pasa nada.

Al salir de la consulta me ha sorprendido que no fueses a llevar a la niña a la escuela, era bastante temprano todavía. Me indicaste que habías hablado con su maestra y que ella misma te dijo que hicieran algo diferente. Luego me llegó el mensaje de que la niña estaba en el cole por decisión propia. Le he preguntado  y me dijo que se estaba aburriendo, ella ama su escuela, allí esta bien, pero que la prefiera a estar contigo me preocupa y me parece triste.

Las niñas y yo, después del cole, hemos comido en casa y, mientras lo hacíamos, hemos decidido ir a la playa después de piscina.

En la piscina nos hemos vuelto a ver nosotros, como te dije por la mañana, «no te puedo poner trabas a estar aquí por que sería ponérmelas a mi mismo en el futuro». Te has sentado a mi lado en la zona de espera, sinceramente me ha sorprendido. Te he consultado si les darías «el tratamiento» homeopático que tenías previsto antes de ponerles las vacunas para esperar yo un mes y darte tiempo. Me has dicho que no, que luego tendrías que ir a «quitarle los bloqueos causados» y que sólo aplicarías eso. Ya veo lo que confías en el tratamiento, o tal vez sea un tema económico.

Ante esa respuesta te he comunicado que solicitaría  la cita lo antes posible. Ahí me has dejado claro que eso era cosa mía y que tú no irías a la consulta a ponérselas, «Gracias por acompañar a tus hijas». Sin embargo, a la revisión del oculista que quieres asistir, según me has dicho. Intentaré que no te coincida mal con tus horarios pero igual me preocupo de que me venga bien a mi y ya si tú puedes venir pues perfecto. Cada vez tengo más claro lo acertado de hacerme cargo de las cuestiones médicas, no entiendo como he tardado tanto en hacerlo. Estaba en automático como dice mi hermana.

También te he preguntado si te harías cargo de la mitad del coste de la vacuna y te has puesto a la defensiva automáticamente. Básicamente me ha dicho que si el empeñado en las vacunas era yo pues que eso era cosa mía. .. Ante estas respuestas te he cortado rápidamente «consúltalo con tu abogada si tienes que hacerte cargo o no». Sólo te estaba preguntado, no era necesario ponerte así. Al rato me has preguntado, imagino que intentando reforzar tu posición, si yo me haría cargo de la mitad del gasto de los «desbloqueos». Te he respondido que no. Me quedé con tu expresión «esto me parece increíble» y con la mía «desde luego que sí y no sólo esto es increíble». Te aseguro que no me refería a nosotros.

Ya no hemos hablado mucho más. Te pasaré la factura cuando la tenga y actúa tú en consecuencia. Ya en la salida de la piscina se notaba tu ansiedad por marcharte. Te has despedido de las niñas a toda prisa, les has deseado buenas noches y ya no han sabido más de ti, tampoco han preguntado.

Nuestra hija pequeño me había preguntado, mientras estabas con la mayor en el vestuario, si te podía invitar a acompañarnos a la playa. Le había respondido que claro que sí pero también le había advertido que probablemente le dirías que no. Evidentemente esa ha sido tu respuesta. Más tarde me han preguntado la razón de no querer venir y les he dicho que estabas enfadada conmigo al igual que yo contigo, que eran cosas de adultos que teníamos que solucionar. Lo siento pero no puedo mentir más a las niñas con cosas como que tenías que ir a trabajar o similares.

También te comenté en la piscina que te gustará más o menos teníamos que comunicarnos más sobre las niñas. Me dejaste claro que para ti nuestra comunicación actual es suficiente, no te volveré a insistir al respecto, o eso me digo ahora.

Que poco te gusta que digan que no o que las cosas no se hagan como tú quieres. Sobre todo si soy yo el que te lleva la contraria, creo que no estás acostumbrada y te descoloca completamente. Nos quedan muchos años de entendernos, tendremos que mejorar esto aunque puede que todavía sea pronto. De todas formas te recuerdo que te has ido tú, yo no he hecho nada malo, no nos hemos peleado, ni nada similar.

La tarde en la playa ha sido genial, al igual que los baños, la cena y el cuento con las niñas. Mañana tendré un día intenso con la renovación del DNI, subir al cole, bajar a terapia  y volver a subir para recoger a las niñas. Ya les he dicho que comeríamos fuera, todavía no se donde.

Bueno me voy a dormir junto a mis hijas, lo único importante en toda esta historia. Buenas noches mis amores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad