07 de Mayo de 2019

00:01. A las 14:10 enviaste un mensaje preguntando por la noche de las niñas y su día en el cole. Te comenté que todo bien y te envíe una foto de las niñas en el sofá. Te bastó con eso.

Yo he pasado una tarde fantástica con las niñas, mientras comíamos, en la piscina,… Luego te has retrasado y hemos aprovechado para ir a la biblioteca y como tenían hambre hemos ido a merendar a una cafetería.

En ese momento me avisaste que habías llegado y te indiqué que estábamos en la cafetería. Te envié una foto de las niñas y te comenté que les faltaba un rato para terminar. Te invité a venir, pensando que tendrías ganas de verlas, pero me respondiste que esperabas en el coche.

Las niñas me preguntaron la razón de no que no vinieses y les respondí que te lo tendrían que preguntar a ti. También les tuve que explicar varias veces porque dormían esta noche en casa de tus padres. No lo entienden y no se si lo harán algún día.

Te saludé con dos besos y te acompañé al coche con las niñas, estabas en la entrada de la zona de aparcamiento, para poder dejarte todas las cosas. Es evidente que no quieres hablar conmigo y la verdad es que yo tampoco pero ¿Cómo hacemos para educar a las niñas?. De verdad que no te entiendo y me cuesta reconocerte.

Te entregué las cosa y me despedí de las niñas. Te dije adiós y me dio la impresión de que esperabas dos besos. Lo siento, no me apetecía dártelos. Me fui y según llegué a casa salí a correr.

Me he dado una buena paliza, durante «mi paseo» les envié un audio a las niñas deseándoles buenas noches. Me llegó su respuesta justo al entrar en casa. No está siendo una mala noche, echo de menos a las niñas pero no a ti. Estoy enfadado contigo, estoy enamorado de un recuerdo que ya no existe en lo que veo en ti. Imagino que estarás en alguna parte pero no soy capaz de verte. ¿Dónde está la super madre?¿Dónde la mujer a la que amo? La verdad es que no reconocerte ayuda a dejarte atrás, duele pero ayuda.

Le continúo dando vueltas al tema llaves. Lo consultaré con el abogado a ver si puedo cambiar las cerraduras en este momento del proceso. Entiendo que no desees depender de mi para recoger las cosas pero no me siento cómodo con esas llaves danzando por ahí o bien contigo sola dentro de la casa. No tiene sentido. No quiero tus cosas, deseo que te los lleves, aunque se que no vas a venir sin decírmelo, pero no, sola no.

En un rato me iré a la cama. Buenas noches mis amores. Las quiero con locura, nos vemos en muy poco tiempo.

07:31. De nuevo desactivar alarma, no necesito despertador. Creo que me he levantando antes de las 7, mi media de sueño está en las 5 horas. A las 7:17 ya no aguantaba más en la cama. Sólo tenía en mente tus palabras y rabia por tener que darte la razón:

«Mejorará, estarás mejor…»

El tiempo todo lo cura, lo tenía clara y quiero estar mejor. Se que me esperan días complicados y me alegro de estar mejor pero odio darte la razón en nada.

Hoy me he propuesto redactar la carta que me pidió mi terapeuta «… donde puedas expresar también tus reproches, dolores, lo que no entiendes… deja que vaya saliendo el enfado… y todos los sentimientos varios, que serán como una noria…» Va a ser duro, muy duro, aunque hacerlo ahora, un mes y siete días después de la separación, creo que es lo adecuado. No puedo decir que lo vea desde el exterior por que estoy completamente dentro pero si tengo cierta perspectiva. Esa carta también formará parte de este diario, aunque probablemente será inconexa y con gran cantidad de saltos. Tengo tanto que decirte, tanto que no entiendo, tanto que reprocharte en algunos aspectos,… Intentaré que mi enfado no la contamine pero se que en algunas partes esto no será posible.

A estas alturas, sólo un suspiro en realidad, me doy cuenta de lo mucho que tendrías que cambiar para solo reconsiderar una «cuarta o quinta parte» contigo. Además, está mi propio camino, mi cambio, todo el trabajo que me falta. Yo voy a intentar finalizarlo me cueste lo que me cueste, respecto a ti tengo dudas ya que de momento creo que ni lo has iniciado. Has dado un paso tremendo, pero a un lado, y te has quedado atascada. Tengo mucho por sacar todavía y mucho por sanar para poder permitirme avanzar o más bien para lograr avanzar.

Ahora les enviaré un audio a las niñas de buenos días, aunque tú no lo entiendas o no lo veas necesario. Buenos días mis amores, mañana nos veremos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Diario de un Troglodita Emocional.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad